imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte político /Luis Álvarez Tostado

  • Luis G. Álvarez Tostado Valdivia
  • El Sistema Nacional Anticorrupción: institucionalización de la lucha contra la corrupción

El pasado martes se instaló el Comité Coordinador del Sistema Nacional de Transparencia (CCSNT), instancia responsable de establecer la coordinación entre los integrantes del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y tendrá bajo su encargo el diseño, promoción y evaluación de políticas públicas de combate a la corrupción. Por su parte, el SNA tiene por objeto establecer principios y bases generales, para la coordinación entre las autoridades de todos los órdenes de Gobierno en la prevención, detección y sanción de faltas administrativas y hechos de corrupción, así como en la fiscalización y control de recursos públicos. Por su parte el CCSNT está integrado por representante del Comité de Participación Ciudadana, quien lo presidirá; El titular de la Auditoría Superior de la Federación. El titular de la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción; El titular de la Secretaría de la Función Pública. Un representante del Consejo de la Judicatura Federal. El Presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales y El Presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa. Por su parte el Comité de Participación Ciudadana tiene como objetivo coadyuvar, con los objetivos del Comité Coordinador, así como ser la instancia de vinculación con las organizaciones sociales y académicas relacionadas con las materias del SNA. Este Comité Ciudadano estará integrado por cinco ciudadanos de probidad y prestigio que se hayan destacado por su contribución a la transparencia, la rendición de cuentas o el combate a la corrupción. Quise comenzar por estas tres definiciones, para que se observe la complejidad y el entramado institucional que junto con la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción (LGSNA), hacen que se institucionalice el combate a la corrupción, que es el primer paso que se tenía que dar para poder hacer frente a este problema, que como ya lo hemos señalado es un problema económico sin soslayar que el un problema que daña de manera importante a la Democracia del País y en ese sentido a la estabilidad económica y política de México.

Aunque sean un buen principio, no podemos pasar por alto las dos grandes ausentes en el evento de esta semana, el Fiscal Anticorrupción, además los Magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, que serán los encargados de conocer y sancionar a los corruptos que a la fecha aún no han sido nombrados, por la Cámara de Senadores.

En este sentido, al día de hoy es un sistema sin dientes, es decir, sin la posibilidad real de sancionar, se ha discutido mucho que el fiscal anticorrupción debería de ser un ciudadano y no un funcionario que depende de la procuraduría y por lo tanto no tiene plena autonomía.

La institucionalización de la lucha contra la corrupción, es una condición necesaria más no suficiente, los resultados casi inmediatos con un combate frontal a la impunidad, resarcir la credibilidad en las instituciones, ver a los corruptos en procesos judiciales que los lleven a la cárcel y que hagan que regresen no únicamente lo robado sino multas muy por encima de estos montos, son realmente lo que la sociedad necesita para empezar otra vez a creer en los sistemas nacionales tanto de anticorrupción de fiscalización y de transparencia.

Ojalá pronto pueda dar resultados el SNA porque de ello depende su credibilidad y por tanto la confianza en parte de las instituciones del país.
gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado