imagotipo

Horizonte económico

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

Economía No Convencional

-México continuará con un buen desempeño económico por la transformación que están originando las reformas estructurales.

El rápido crecimiento de la economía mundial desde la última década del siglo pasado y hasta que los desequilibrios, ocultos por fallas del mercado, condujeron a la gran crisis del 2007 y a la posterior recesión en los años siguientes; la recuperación ha sido lenta y titubeante.

El comportamiento económico en la globalización ha puesto en entredicho los postulados de la teoría económica, fundamentalmente la explicación de la corriente predominante sobre el equilibrio y la estabilidad macroeconómica mundial, así como en cada uno de los países cada vez mas integrados al mercado internacional .

De tal manera, se han llevado acabo políticas monetarias consideradas como no convencionales con el fin de resolver el exceso de liquidez que llevó a la crisis y posteriormente para afrontar la falta de liquidez que amenazó con llevar al  colapso al sistema financiero mundial. Sin embargo, las medidas de flexibilización monetaria y de estímulo que se han venido aplicando no han generado el repunte que se pretende en el desarrollo de las actividades económicas llevando, incluso, a algunos países como Japón a la situación conocida como “trampa de la liquidez”, situación que amenaza con envolver también a la Unión Europea.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, recientemente en una conferencia que impartió en la Universidad Goethe de Alemania, evento auspiciado por el Bundesbank (banco central de ese país), hizo referencia a la compleja situación, inédita, que se presente en la economía mundial, señalando el reto de evitar caer en el largo proceso de  una lenta y frágil recuperación económica, sujeta siempre a los riesgos del cambiante mercado internacional, con graves consecuencias políticas y sociales en todos los países.

Las medidas económicas para hacer frente a esta situación requieren dejar de lado, según el FMI, los enfoques locales para actuar conjuntamente en la economía mundial, con renovado espíritu de cooperación y de coordinación, en función de objetivos supranacionales. Adicionalmente, se debe persistir en llevar a cabo reformas estructurales para transformar el funcionamiento de la economía de cada país.

En el caso de México, la política económica se ha dirigido a consolidar la estabilidad macroeconómica, lo cual ha permitido paliar los efectos de la volatilidad mundial. Sin embargo, las actividades productivas se han comportado de manera no convencional frente a la estrategia seguida por las autoridades monetarias y hacendarias.

De tal manera, se han generado las más diversas interpretaciones, previsiones y propuestas sobre la economía del país. El incremento a la tasa de interés de referencia en un ambiente de inflación controlada, con el fin de atajar la especulación cambiaría, al mismo tiempo que las medidas de las autoridades hacendarias para contener el gasto público deberían llevar a una brusca recesión según la visión convencional de la teoría económica. Sin embargo, el crecimiento solo se ha ligeramente atemperado, impulsado por el aumento de consumo interno. A su vez, la depreciación cambiaría no  ha generado presiones inflacionarias, mientras que continúa creciendo la inversión y la confianza del consumidor.

Con una plena confianza en la transformación de país gracias a las reformas estructurales, lo cual se encuentra en el origen el comportamiento económico no convencional, la Secretaría de Hacienda ha elaborado los precriterios para el presupuesto del próximo año, en los cuales se reafirma que el país seguirá sorteando la inestabilidad mundial y teniendo un  mejor desempeño económico.

miggoib@unam.mx