imagotipo

Horizonte económico

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

Productos y agricultura orgánicos

Entre las acciones que se están llevando para apoyar el desarrollo sostenible del planeta y para la conservación del medio ambiente, además de ofrecer una perspectiva de vida más saludable; se encuentra el consumo y la producción orgánica.

De acuerdo con la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (conocida como IFOAM por sus siglas en inglés) cuentan con afiliados de ciento diecisiete países, entre productores, comercializadores, consumidores y organizaciones no gubernamentales. Actualmente en el mundo existen más de ciento sesenta mil hectáreas dedicadas al cultivo y a la crianza de ganado que están certificados como orgánicos. En las actividades de producción se tiene registrados más de 2.3 millones de productores, la mayoría de ellos son unidades productivas en pequeña escala y el valor total mundial de la producción asciende a doscientos cuarenta y dos mil millones de dólares anuales, cifra que esperan crezca en setenta y tres por ciento para el próximo año.

Los productos orgánicos son aquellos que no cuentan con ningún producto químico, ni genéticamente modificado, así como que el ganado solo se alimente con productos orgánicos y que no haya sido estimulado con hormonas o con esteroides.

México es el tercer país con el mayor número de productores orgánicos en el mundo, después de India y Etiopía, mientras que los principales consumidores per cápita son Estados Unidos. Alemania, Francia y Japón.

El principal destino, de acuerdo con Jesús Ortiz Haro, secretario de Impulso Orgánico A. C., organización que afilia a los productores orgánicos en el país, la producción orgánica nacional se destina principalmente al mercado externo, lo que genera un ingreso superior a los seiscientos millones de dólares, con tasas de crecimiento anual estimadas en veinte por ciento, mientras que el mercado doméstico solo alcanza poco más de noventa millones de dólares.

En esta actividad se encuentran ocupados doscientos cuarenta y cinco mil trabajadores que corresponden a cerca de ciento setenta mil unidades productivas, de las cuales el ochenta y tres por ciento pertenecen a alguna comunidad indígena. La producción orgánica del país se encuentra localizada principalmente en Oaxaca, Michoacán y en la península de Yucatán, en explotaciones que en promedio tienen 3.3 hectáreas.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) apoya a través de sus distintos programas a la producción orgánica, fundamentalmente para lograr la certificación necesaria para poder ostentarse como orgánica. Al respecto, desde 2013 se ha completado la regulación para que exista la certificación mexicana de productos orgánicos, aunque todavía falta homogenizarla y validarla con la certificación que otorga Estados Unidos y con la de la Unión Europea.

El día de ayer y hasta mañana se está llevando a cabo la dieciseisava Exposición de productos Orgánicos en el World Trade Center, auspiciada por la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuario (ASERCA) de Sagarpa, con el fin promocionar los productos orgánicos y ayudar a la comercialización, actividad que actualmente representa el treinta y cinco por ciento del costo de los productos orgánicos.

miggoib@unam.mx