imagotipo

Horizonte Económico

  • Luis G Álvarez Tostado Valdivia

  • Luis G Álvarez Tostado Valvidia
  • Problema Multifactorial el del Tipo de Cambio

El dólar esta semana logró una cotización de más de 19 pesos, esto a ocasionado mucha atención de los ciudadanos, si bien casi siempre se habla de problemas coyunturales, es decir, en el muy corto plazo, se han comenzado a señalar otro tipo de factores que parecen ser más estructurales, es decir más de lago plazo y no solucionables rápidamente.

Él que se ha especializado en dar las malas noticias, intentando que sean buenas en la Secretaría de Hacienda es el subsecretario Fernando Aportela, que el pasado fin de semana declaró desde Francia, que la volatilidad del tipo de cambio se explicaba, por el inicio de las alzas de las tasas de interés en Estados Unidos, el tema de Brexit y los temas políticos alrededor del mundo, en otras palabras nuestra economía interna nada tiene que ver en el problema de la volatilidad en el tipo de cambio, más advirtió que quizás esta volatilidad dure al menos otros seis meses.

A continuación, incorporamos al análisis no solo las explicaciones del subsecretario, sino algunas estructurales que hacen que el problema de él alza en el tipo de cambio sea un problema multifactorial, entendido este concepto como que hay factores externos, internos, coyunturales y estructurales en la economía que hacen de este un tema importante y muy probablemente de largo plazo.

Para comenzar hay que revisar lo señalado por el subsecretario Aportela, cada trimestre que se acerca la definición de Estados Unidos, respecto a la alza de las tasas de interés, que anuncia la FED que es el sistema de banca central, presiona el tipo de cambio, pues si aumenta la tasa de interés, hay salida de dólares de las economías como la de México, para tener una mejor garantía en Estados Unidos; El Brexit es la combinación de las palabras en inglés British (Inglaterra), y exit (salida), que significa la salida de Inglaterra de la Comunidad Económica Europea, lo que ocasiona inestabilidad económica y esto tiene el efecto de salidas de capital a economías fuertes y con relación a los temas políticos internacionales, tienen que ver con atentados terroristas y posibles conflictos bélicos entre países, lo cual ocasiona inestabilidad, en este sentido es cierto que lo señalado por el subsecretario como causas coyunturales de la volatilidad, pero estas no son exclusivas, existen otro tipo de problemas que también están influyendo en el tipo de cambio.

El mercado cambiario es tan eficiente, que entran y salen muy rápidamente capitales y esta eficiencia es estructural y positiva, por lo que México es un buen mercado para especular, por lo tanto siempre habrá intereses tanto de nacionales como de extranjeros para invertir y desinvertir dólares en México.

Dentro de los aspectos coyunturales esta las vacaciones de verano y el pago de utilidades trimestrales de las empresas trasnacionales a sus matrices, que siempre aumentan la demanda de dólares.

De aquí a noviembre, el desarrollo de las elecciones en Estados Unidos y el posible triunfo de Donald Trump serán un factor de inestabilidad.

Quizás un tema que no se ha analizado lo suficiente es la llamada demanda hormiga, de aquellos que utilizan al dólar como una moneda garante, como el oro, la historia traumática de nuestro país en cuanto a las devaluaciones hace que esta demanda este siempre presente y que en momentos específicos ya no sea una demanda hormiga sino tarántula, es decir mucho
mayor.

Un factor estructural y que llegó para quedarse es la baja en la producción y en los precios del petróleo, por lo menos en el mediano plazo (cinco años), no hay que olvidar que el principal generador de dólares en México era Pemex y con la Reforma Energética, esto ya no va ser así, incluso es probable que las empresas extranjeras opten por dejar los dólares invertidos en otras partes del mundo, es decir, es probable que el flujo de dólares que generaba el ser un país petrolero ya nunca más vuelva a ser igual y esto es un hecho.

Otro factor de mediano plazo es la falta de crecimiento mundial, en especial de Estados Unidos, lo que hace es que la balanza corriente, es decir, el saldo de las importaciones menos las exportaciones sea deficitario, se importe más que lo que se exporta y esto hace que aumente la demanda de dólares.

Otro factor estructural, es el crecimiento de la deuda externa que en 2008 representaba el 11 por ciento de la deuda total y en 2016 es el 47 por ciento, solo para evaluar el efecto si subiera un punto la tasa de interés, representaría un aumento de 1,800 millones de dólares el servicio de la deuda externa.

Como se observa, el problema del aumento del dólar es multifactorial, si bien hay problemas en la economía externa y a nivel coyuntural, también hay problemas a nivel de la economía interna, y a nivel estructural.

Ojalá que esta volatilidad del dólar no se refleje en inflación, porque si sucede esto, se puede empeorar la economía interna y adiós el argumento de que es solo un problema externo.

gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado