imagotipo

Horizonte económico

  • Luis G Álvarez Tostado Valdivia

  • Cifras de Empleo

Durante el mes de julio se han estado generando diferentes cifras de empleo, las cuales revisaremos y trataremos de concluir el significado de las mismas.

Las estadísticas son datos, los cuales se pueden presentar de diferente manera, de tal forma que un mismo dato puede decir varias cosas, incluso cosas contradictorias o muy diferentes.

En este sentido el mismo presidente Peña Nieto declaró a principios de julio, que el primer semestre del año había sido histórico para la creación de empleos, que en junio se había logrado una cifra récord en los afiliados al Seguro Social (IMSS), con 19.13 millones de trabajadores afiliados, al mes de junio se han  creado de 517.4 mil empleos, en lo que va del sexenio se han generado 2.84 millones de empleos, más de 2.6 veces los del mismo periodo del sexenio pasado.

El gobierno ha venido utilizando las altas de afiliados al IMSS como la generación de empleos, esta no necesariamente es la cifra más adecuada, pues en ella pasan al menos dos fenómenos, la primera si son las incorporaciones de nuevos negocios y por lo tanto nuevos empleos, la segunda y a partir del programa de formalización de empleo y como efecto de las auditorias del SAT, se convierten empleos informales en empleos formales, es decir, no existen en estos casos más empleos, sino se incorporan al régimen del IMSS. Una mejor cifra para conocer la generación de empleos, es la que muestra la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que publica el INEGI, y solo para comparar los empleos reportados como nuevos en 2016, fueron de 555.2 mil, mientras que el aumento de afiliados al Seguro Social en 2016 fue de 732.6 mil trabajadores. Una estimación del Banco BBVA-Bancomer señala que 51% de los afiliados en 2014 fueron nuevos empleos y el 49% solo se formalizaron.

Los datos de la ENOE para 2016 señalan que hay 54 millones de población económicamente activa, es decir, que pueden trabajar, hay ocupadas 52.1 es decir 1.9 millones están desocupadas, pero de las que están ocupadas el 57% son informales, 7.2% subocupadas, es decir que trabajan medio turno, pueden y quieren trabajar más (3.7 millones de personas), y únicamente el 27% son formales, quizás con el aumento de este año ande alrededor del 30%.

Si bien es cierto, es bueno compararse con administraciones pasadas, quizás un mejor indicador sería compararse con la necesidad de empleos que tiene el país a partir de la generación de profesionales y por tanto la necesidad de inversiones para generar dichos empleos, en este sentido se han pronunciado muchas organizaciones, por ejemplo, el Consejo Coordinador Empresarial ha señalado que la generación de empleos que requiere el país es de más de un millón, incluso algunos especialistas señalan el 1.2 millones de empleos como meta del país y que todos los empleos creados sean formales.

Si comparamos contra estas cifras con los empleos formales generados en el presente sexenio que es de 2.8 millones al mes de junio, se debieron generar 4.5 millones de empleos hay un déficit de 1.7 millones, esto sin contar que algunos solo se formalizaron, es decir, sigue siendo pocos los empleos generados respecto de los que necesita el país.

Una conclusión visible,es que las estadísticas se pueden leer de diferentes maneras y siempre podrá ser a favor de quien las presente.

Ojalá, el Gobierno tenga claras las cifras de empleo y no vaya a creer que son los mejores, por ser los menos peores en cuanto a la generación de empleos.

gerardo_tostado@yahoo.com.mx,

Sígueme en twitter@gerastostado