imagotipo

Horizonte Económico

  • David Colmenares

  • David Colmenares Páramo
  • Oportunidad de las zonas económicas especiales

Lo que pasa en Oaxaca y el resto de Estados donde se vive el conflicto magisterial no es casual, la pobreza, la desigualdad, la inequidad de la política económica y la distribución de recursos fiscales, la atomización municipal -uno de cada cuatro municipios del país-, la insuficiencia de inversiones importantes en infraestructura, tanto del sector público como del sector privado, ha generado un rezago importante no solo en Oaxaca, sino en otros Estados del sur sureste, que abarca fundamentalmente a los Estados de Guerrero, Chiapas, Michoacán, Oaxaca y Veracruz. Todos con fuerte problemática social, la mayoría con fuerte problemática magisterial y social, como lo demuestra el posicionamiento de 90 municipios oaxaqueños ante los problemas que afectan a esa región. Es claro que hoy otras regiones o zonas que también padecen lo anterior, pero en una primera etapa habrá que analizar a estos Estados.

Conciencia de lo anterior en las autoridades ha existido. Cuando era presidente Carlos Salinas de Gortari, dijo que la nación tenía una deuda eterna con Oaxaca, la cual intentó revertir con el Programa Nacional de Solidaridad, inscrito en el Ramo 26 del PEF, el cual fue un programa realmente exitoso, con una gran participación social. Sin embargo, no tuvo continuidad por razones de política-política nacional, pero tuvo aspectos interesantes como apoyar el desarrollo de las comunidades que en Oaxaca, Chiapas y parte de Veracruz, implicó una gran participación ciudadana, se veían legiones de autoridades municipales capacitándose en la normatividad y ejercicio de los diferentes programas de Solidaridad, se crea un auténtico ejército de contralores sociales.

El presidente Ernesto Zedillo mencionó que su política social tendría éxito o fracaso en Oaxaca, y fue esto último. Se presentó un conflicto administrativo y político, entre Hacienda y Sedesol. Se le cambia el nombre, pero se publica el Programa de Combate a la Pobreza 1995-2000, a fines de 1998. Sin embargo, se crea un buen programa, Progresa, un programa integral, con su contenido alimentario, que se transformó en Oportunidades durante los Gobiernos de los presidentes Fox y Calderón. Ya en el Gobierno del presidente Peña Nieto, se crea en Prospera.

Programas muy articulados con Liconsa y Diconsa, que son esenciales para el abasto popular.

Con esos antecedentes faltaba la inversión productiva, la llegada de nuevas empresas a los Estados, que creen empleos permanentes y produzcan desarrollo regional. De ahí la importancia de la creación de las Zonas Económicas Especiales, destinado a promover la inversión productiva en estas cinco entidades en su primera etapa, y relevante la toma de protesta que hizo el presidente Enrique Peña Nieto a Gerardo Gutiérrez Candiani, como Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (AFDZEE), quien como dirigente empresarial mostró un gran liderazgo en su sector, que aún lo reconoce. Hasta hace unos meses fue presidente del Consejo Coordinador Empresarial, antes de Coparmex, en ambos cargos se caracterizó por su interlocución con el Gobierno federal y los estatales, así con las diferentes fuerzas políticas del país, ahí está la Agenda por México. Su vinculación con las grandes empresas nacionales y extranjeras, será importante, para promover las inversiones productivas, que servirán de pivote para el desarrollo industrial y regional en los cinco Estados mencionados.

La AFDZEE nace como un organismo desconcentrado de la SHCP, con el apoyo del secretario, pero con autonomía de gestión, técnica y operativa. Es un acierto su creación, y que se le dote de los mecanismos institucionales para dar resultados en el corto plazo.
brunodavidpau@yahoo.com.mx