imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte político /Luis Álvarez Tostado

  • Luis G. Álvarez Tostado Valdivia
  • Las Micros, Pequeñas y Medianas Empresas: Algunas características

 

En la presente semana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), presentó la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micros, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), financiada por el Instituto Nacional de Emprendedores (Inadem) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomex).

A continuación daremos a conocer algunos de los resultados y características de las Mipymes, para observar su importancia en la economía nacional.

Para comenzar definamos qué características tienen este tipo de empresas, por ejemplo, las microempresas tienen de 1 a 10 trabajadores, las pequeñas empresas de 11-50 trabajadores, y las medianas de 51 a 100 trabajadores, esto para simplificar, pues las características cambian dependiendo del sector. El total de Mipymes son poco más de 4 millones de empresas, las cuales dan empleo a 11.5 millones de personas, en promedio una microempresa emplea a 2 personas, la pequeña empresa a 20 personas y la mediana a 77 personas, es muy importante señalar que las microempresas tienen 8.7 millones de trabajadores, es decir, el 75.4 por ciento de los empleos de este tipo de empresas los generan las más pequeñas, aquí estamos hablando de pequeños establecimientos como misceláneas, tiendas de “conveniencia” (de comodidad), vulcanizadoras, salones de belleza, empresas familiares de todo tipo, por lo tanto el empleo en Mexico depende de este tipo de empresas y generalmente muchas personas piensan que son las grandes empresas, en donde la mayoría queremos trabajar las que más empleos generan y muchas veces es culpa del mismo Gobierno porque cuando llegan inversiones por ejemplo de armadoras de automóviles hablan de que generaran miles de empleos que en el gran total no pintan.

En cuanto al número de Mipymes también son datos sorprendentes, de poco más de 4 millones de empresas, el 97.6 por ciento son micro, el 2 por ciento son pequeñas y el 0.4 por ciento son medianas, es decir, las microempresas son en donde hay que enfilar las baterías para primero mantenerlas, esto es, que no cierren y luego desarrollarlas con apoyos gubernamentales y privados como el crédito blando.

Los datos de tecnología y comunicaciones también son muy interesantes, por ejemplo, el 75 por ciento de las micro empresas no utilizan equipo de cómputo, en las pequeñas empresas el 93 por ciento sí utiliza y en las medianas el 99 por ciento sí usan computadoras. En cuanto a utilizar internet en las micro el 74 por ciento no lo usan, en las pequeña el 92 por ciento sí lo utilizan y en las medianas el 98 por ciento sí tienen internet, aquí se ve una gran diferencia, que sugiere que la productividad de las microempresas es mucho menor que las de las pequeñas y medianas, por lo tanto se pudiera implementar algún programa gubernamental que incentivara tanto el uso de computadoras como de internet y esto ayudaría para el desarrollo de las microempresas.

En cuanto al acceso de créditos únicamente el 11 por ciento de las micro empresas recibieron por parte del Sistema Financiero un crédito, el 28 por ciento de la pequeña empresa recibieron financiamiento y de la mediana fueron el 40 por ciento, esto además de explicarse por la capacidad de pago de cada una de este tipo de empresas, también existe una renuencia de las microempresas a recibir crédito ya que no cuentan con elementos esenciales como un aval, o no pueden comprobar sus ingresos y algunos más tienen malas historias, hay que recordar que estas empresas en promedio tienen 2 personas trabajando y uno de ellos es él que pide el crédito.

En cuanto a la contabilidad de acuerdo con la forma de registro en 2014, el 34 por ciento tienen contador, pero se tiene que el 38 por ciento utilizan un cuaderno, el 24 por ciento no llevan a cabo registros contables, es decir, muy probablemente el 62 por ciento de las Mipymes en 2014 no tienen posibilidad de tributar, en otras palabras, pueden ser inclusive empresarios no registrados en el sistema de contribuyentes y por tanto estar en la informalidad o por lo menos ilegales en algún sentido, aunque como ya lo señalamos estas son las empresas más pequeñas en el país, por lo tanto no cuentan con una infraestructura para poder pagar impuestos. La situación mejoró mucho durante 2015 los que registran mediante una libreta fueron el 25 por ciento y los que no llevan contabilidad bajo al 21 por ciento, es decir, el 46 por ciento mientras que los que ya cuentan con contador fueron el 48 por ciento de las empresas.

En referencia al ambiente de negocios, los problemas que ven para crecer las Mipymes son la inseguridad, complicaciones administrativas (infraestructura, recursos humanos), trámites costosos y pagar impuestos o pagar más impuestos.

El diseño de políticas gubernamentales que apoyen a este tipo de empresas se hace indispensable para potenciar la generación de empleos, es aquí en donde hay mayor posibilidades de desarrollo, además si se dan incentivos para crédito con tasas preferenciales, se combate la delincuencia de manera focalizada, se desarrollan programas para impulsar la capacitación y la infraestructura es muy probable que más empresas de este tipo puedan nacer, crecer y desarrollarse.

Ojalá que el Gobierno se dé cuenta que si bien las grandes inversiones son muy buenas en términos políticos y de imagen, “las pequeñas inversiones son las mejores para generar empleos que tanto necesita el país”.
gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado