imagotipo

Horizonte Económico

  • Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero
  • Importante el Brexit, pero la mayor atención la requieren las finanzas estatales

El pasado 23 de junio se realizó un referéndum en Inglaterra, con el propósito de definir si el país debería seguir siendo miembro de la Unión Europea o abandonarla. El 52 por ciento de los votantes eligió la opción de abandonarla y dio lugar a lo que ahora se identifica como Brexit.

Consulta relevante con resultados inesperados para muchos de los analistas internacionales, en un contexto donde después del resultado se difundió en la prensa internacional que países como Francia, Alemania, Italia y Países Bajos, estaban analizando también la posibilidad de retirarse de la Unión Europea.

Se trata de una situación más allá del esquema local que, si bien impactó mercados bursátiles y cotizaciones de diferentes divisas, el análisis lleva a identificar que se trata de un asunto más allá de local.

Es en si un reflejo de la necesidad de replantear la interrelación económica internacional que evidentemente impacta también a países en desarrollo, entre ellos México, en diferentes facetas.

El análisis tiene que retomar la necesidad de redefinir a la brevedad las nuevas reglas de operación del mundo económico a nivel multiregional, en el contexto de la globalización y del agotamiento del modelo económico que prevaleció durante las últimas tres décadas y que aún no se redefine cual será el nuevo esquema.

En 2008, a nivel internacional se identificó que el modelo denominado neoliberal registró formalmente un agotamiento y dio lugar a una etapa de crisis hacia el año siguiente, pero una vez transcurrido el 2009 prevaleció la gran incógnita de cuál sería el nuevo esquema.

En la práctica ocurrió una mayor presencia estatal en el proceso económico, pero respetando de fondo las principales características de una economía de mercado, con un proceso de globalización que enfrenta serios cuestionamientos, en relación principalmente al empleo, al financiamiento de crecimiento y a la volatilidad en el precio de materias primas, particularmente el petróleo.

Pero a la fecha no se cuenta con las bases teóricas de soporte que deberían de plantear la nueva mecánica operativa del capitalismo globalizado.

Es una tarea que sin duda está en proceso, algunos planteamientos se ubican en los documentos del autor Piketi, pero lo que queda claro es que se mantiene en proceso las nuevas reglas y mecánicas operativas que definen el accionar y un mundo occidental en transformación, pero sin identificar con precisión tendencias y rumbos.

Un ejemplo de ello es el denominado Brexit, que pone en entre dicho el modelo prevaleciente de integración económica,  pero igualmente los desafíos en materia petrolera, con las acciones de Irán y de Arabia Saudita, que dieron lugar a la sobreoferta en el mercado y al desplome de la cotización internacional del crudo.

Otras situaciones relevantes son el repunte de la tasa de la FED de Estados Unidos, con todos sus efectos y la situación de atonía que impacto a China en el último lustro y que se tienen expectativas de una reactivación durante el próximo Bienio, que estará afectando las relaciones económicas internacionales, el proceso de globalización y dar lugar a nuevas rutas económicas no exploradas que podrían determinar el rumbo global.

El seguimiento a tal situación será motivo de seguimiento y análisis en este espacio, especificando que la prioridad estará centrada particularmente en el comportamiento de la economía norteamericana y de sus tasas de interés, considerando el impacto particularmente sobre la deuda estatal y desde luego que la municipal, porque finalmente es poner la atención al lugar donde vivimos todos los mexicanos.

*estudioshacendarios.cmlm@hotmail.com