imagotipo

Horizonte económico

  • Horizonte político /Luis Álvarez Tostado

Las remesas de los migrantes: Apoyo fundamental para la economía

Durante las últimas semanas, se ha comenzado hablar cada vez más de la importancia de las remesas de los migrantes para apoyar a la economía mexicana, se dice que ya son más importantes que los ingresos por venta de petróleo que han venido creciendo, y que el 10 de mayo es el día del año que más dinero ingresa al país por este concepto. Por otra parte, Donald Trump señaló que va a pagar el muro que plantea construir con las remesas, bloqueando su envío a nuestro país, a continuación revisaremos algunos datos y cuál es la importancia en la economía, específicamente en la balanza de pagos de México.

Comenzaremos con las dos definiciones básicas: balanza de pagos y remesas. La balanza de pagos es el registro sistemático de todas las transacciones económicas efectuadas entre los residentes del país y los del resto del mundo. Sus principales componentes son la cuenta corriente, la cuenta de capital y la cuenta de las reservas oficiales. Cada transacción se incorpora a la balanza de pagos como un crédito o un débito. Un crédito es una transacción que lleva a recibir un pago de extranjeros; un débito es una transacción que lleva a un pago a extranjeros. Por otro lado, las remesas son la cantidad en moneda nacional o extranjera proveniente del exterior, transferida a través de empresas, originada por un remitente (persona física residente en el exterior que transfiere recursos económicos a sus familiares en México) para ser entregada en territorio nacional a un beneficiario (persona física residente en México que recibe los recursos que transfiere el remitente). En otras palabras, la balanza de pagos es la relación económica con el exterior y las remesas es el dinero que envían los migrantes a su familia.

Ya con los dos conceptos definidos, ahora chequemos los datos, del 2005 al 2015, las remesas han crecido un 12.5 por ciento en dólares, el mes de enero crecieron 18.8 por ciento respecto a enero 2015, en febrero aumentaron 13.6 por ciento respecto al mismo mes del 2015 y ambos meses son los más altos de toda la serie, lo anterior solo señala que de continuar con esta tendencia, es muy probable que este año sea el de más altas remesas en toda la historia. Otros datos interesantes que señala la empresa Westem Union, empresa líder en el envío de remesas, es que las remesas son utilizadas en nuestro país para gasto corriente de las familias, 38 por ciento se utiliza en alimentación, 14 por ciento en transporte, 11 por ciento en salud, 8 por ciento en vestimenta, 7 por ciento en educación y el 22 por ciento restante para otras cosas de consumo, al final las remesas son utilizadas como un sueldo para las familias. Es importante señalar que las remesas tienen un comportamiento cíclico, es decir, enero siempre es el mes con menor cantidad de remesas, mayo siempre es el mes más alto, la explicación es el 10 de mayo, de este lado, generalmente, se quedan las esposas y las madres de los migrantes y a los mexicanos nos gusta regalar el 10 de mayo, por lo que hay un recurso que llega para los regalos del día de la madre, diciembre no es el mes más alto ya que si bien están las fiestas navideñas, los migrantes también gastan más en esas fechas del otro lado. Un dato importante es que en 2015 las ventas de petróleo ascendieron a 18.5 mil millones de dólares y las remesas llegaron a 24.8 mil millones de dólares, es decir el 34 por ciento más que el petróleo.

En relación a balanza de pagos en 2015, se tuvo un déficit de 32.4 mil millones de dólares, que representa el 2.8 por ciento del PIB, en la balanza de bienes y servicio se tuvo un déficit de 23.8 mmd, en donde el factor que más influyo fue la disminución de las exportaciones petroleras, que este año estarán más bajas aún, en relación a la balanza de capital, se tuvo un déficit de 32.8 mmd, donde 23.4 son el pago de intereses de la deuda externa, es decir más del 70 por ciento se explica por el servicio de la deuda, y la balanza de transferencias es la única superavitaria con 24.3 mmd, explicado en su totalidad por las remesas de los paisanos.

Es evidente la importancia relativa de las remesas, no solo para el consumo de las familias de los migrantes, sino también a nivel macroeconómico por su importancia en la balanza de pagos.

Lo que no es válido es que el Gobierno vea a las remesas como un logro de política económica, las remesas vienen de los trabajadores mexicanos en Estados Unidos básicamente, esa mano de obra sería fundamental para aumentar la productividad en nuestro país, mas ahora, ayudan a incrementar la productividad del país vecino.

Las remesas reflejan una mala política económica nacional, pues la expulsión de la mano de obra calificada es un punto muy negativo para los Gobiernos mexicanos.

Ojalá esa mano de obra produjera esa cantidad de dinero en nuestro país, pues seguramente eso incrementaría la productividad y ayudaría a un mayor crecimiento, pero sin empleo, los trabajadores seguirán saliendo a Estados Unidos a ganarse la vida. gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado