imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • David Colmenares Páramo
  • Símbolos: Guelaguetza en Oaxaca

Un poco salirnos del conflicto magisterial, lo que se pueda, y ver algo con optimismo, como es el mantenimiento de las tradiciones, antiguas o nuevas de los estados. Hoy es día de Guelaguetza en Oaxaca, fiesta tradicional de la entidad y principal evento de promoción turística, que en esta ocasión se verá afectada en cuanto a visitantes que pagan por venir, dadas las dificultades recientes para visitar la capital del Estado. Los invitados oficiales son otra cosa, ya que ha sido costumbre invitar mucha gente: políticos, profesionales destacados, artistas de todas las artes importantes, así como periodistas, y claro, hay una ganancia en términos de promoción turística. No conozco los usos y costumbres del actual gobierno de la entidad, pero de que es importante el evento, lo es, tanto que la CNTE declara una tregua para que se celebre y celebra la suya.

Fuera de Oaxaca, se destaca la belleza del evento, que la tiene, y la preocupación por la reducción en la ocupación hotelera que seguramente será baja, lo cual provoca un daño a la principal actividad económica del Estado, que es el turismo. Al respecto, escuché esta semana a su Secretaria de Turismo asegurando niveles altos de ocupación turística, pero no es así, no bastan los buenos deseos para que se revierta el daño que ha recibido la economía del estado por los bloqueos, que incluso a los viajeros frecuentes nos ha afectado fuertemente. Claro hay que intentarlo y es importante que se celebre.

Al evento asisten delegaciones de todas las regiones del Estado, aunque hoy escucho que impidieron que la Delegación de Pinotepa Nacional venga a Oaxaca, lo cual es una arbitrariedad más de los sectores radicales del magisterio, que en lugar de simpatías, les provocará más críticas con razón. Ojalá no sea cierto. No es correcto seguir agrediendo a la sociedad y pensar que se tiene la razón, incluso quienes pueden simpatizar con ellos, se sienten ofendidos con lo anterior.

La importancia de esta fiesta es amplia, varias escuelas, a nivel preparatoria tienen sus grupos de danza, incluso han salido muchos al interior y al exterior del País, algunos hoteles tienen su “Guelaguetza para turistas” que por lo menos quieren conocer algo de la misma, se presentan en las convenciones, que cada vez son menos, etcétera.

La celebración de la misma ha sido motivo de presión por parte de los movimientos sociales, principalmente del magisterial de la Sección 22, que desde hace unos diez años celebra su propia Guelaguetza ”Popular”, que se hace las tardes después de la fiesta oficial.

A pesar de las crisis social y económica del Estado, la concurrencia y la importancia que se da en los pueblos a este evento son relevantes, se les apoya y vienen los jóvenes a festejarla.

La imagen turística de Oaxaca, no solo está en la venta de la ciudad capital, incluso se ha hablado de la Magia de Oaxaca, pero están sus pintores, quizás en conjunto los mejores del País, su cultura representada por las zonas arqueológica, los museos comunitarios, el Museo de Santo Domingo, el Tule, las ciudades artesanales, el Centro Histórico, al que por cierto Alfredo Harp ha contribuido a resaltar, etcétera. Su cocina, diferente a todo lo que existe en México, el mezcal, las tradiciones, pero siempre ha aparecido algún conflicto, hoy este del que ya hemos comentado.

A pesar de lo que se pueda pensar hay un ejército de jóvenes profesionistas fuera de Oaxaca, que sería importante que el próximo gobierno hiciera algo por atraerlos, ya que todos están deseosos de hacer algo por su estado.

 

brunodavidpau@yahoo.com.mx