imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • Miguel González Ibarra
  • Capital Social, pobreza y crecimiento

Generar desconfianza en las instituciones mina el capital social del país.
El Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) han dado a conocer estudios elaborados por investigadores de dichas instituciones que tratan de dos factores clave para el crecimiento del país.

En el primero de ellos, la CEPAL analiza la efectividad de la ayuda oficial para combatir la pobreza y para impulsar el desarrollo. Al respecto, se refiere al concepto de capital social como un factor clave para la efectividad de las políticas públicas destinadas a atender a los grupos vulnerables de menores ingresos.

El tema del capital social en los países de la región es un aspecto que la CEPAL ha abordado en múltiples ocasiones en sus publicaciones, conferencias y seminarios. En ellos, se destaca que las políticas públicas que tratan de incidir en la formación de capital humano, requiere que exista credibilidad en las instituciones y un clima de confianza en las acciones que llevan a cabo las autoridades de un país. En realidad, un clima de confianza, ya sea por parte de los consumidores, de los inversionistas, de los empresarios y de la población en general constituye el capital social de un país y es un factor clave para que pueda darse un proceso sostenido de crecimiento económico.

Por su parte, el CEMLA llevó a cabo una interesante y bien documentada investigación sobre las remesas de los trabajadores migratorios mexicanos en Estados Unidos. Al respecto, destaca el efecto que tienen las remesas para mitigar la pobreza en las zonas expulsoras de mano de obra en el país. Entre estas, destacan los Estados de Oaxaca Michoacán, Guerrero, Veracruz y la zona del bajío, ya que lo ingresos que reciben mensualmente por familia, en promedio, ascienden a poco más de seis mil pesos. Aunque las remesas no resuelven la falta de fuentes ingreso permanente en país, provienen de la contribución productiva de la mano de obra mexicana en el extranjero. Estos ingresos, de acuerdo con la investigación, se destinan fundamentalmente s la manutención, a vivienda y a la educación.

De tal manera, en la discusión entre el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo (CONEVAL) sobre el cálculo de la pobreza, la investigación del CEMLA viene a fortalecer las nueva metodología de la encuesta ingreso gasto de los hogares, al incorporar los ingresos que reciben las familias por remesas.

De tal manera, el cariz político que ha tomado la discusión entre legisladores de oposición y líderes de partidos, solo generan desconfianza sobre las instituciones y sobre las acciones gubernamentales, como lo han venido haciendo sobre otros aspectos, tanto el PAN como MORENA. Esta actitud, como lo señalan los estudios de la CEPAL minan la confianza y el capital social del país además de que se convierte en un obstáculo más para el crecimiento del país.
miggoib@unam.mx