imagotipo

Horizonte Económico

  • Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero
  • La economía regional, prioridad, inmediata y de años venideros

Sin duda la economía globalizada entra a una etapa donde los teóricos todavía no aciertan a definir su evolución en consecuencia siguen ausentes las medidas para optimizar el comportamiento.

Pero también es necesario que másallá de los grandes teóricos internacionalistas, bajemos a los analistas locales, donde identifiquen el efecto de la instrumentación de las denominadas reformas estructurales y en lo particular los impactos regionales, porque cada vez que los especialistas analizan la situación lo hacen en términos macroeconómicos pero poca atención le ponen a los impactos sobre la economía regional.

Un ejemplo es que se tiene la mayor atención sobre los recursos que se estarán recibiendo derivado de la reforma energética, se tiene ya señalamientos en el sentido de que tales recursos están muy por debajo de lo que se estimó hace dos años, pero poca atención se le ha puesto a importantes e impactantes efectos regionales.

Poco se ha analizado sobre la situación de los trabajadores del campo que estarán siendo en el mejor de los casos indemnizados porque en sus terrenos podría procederse a explotaciones petroleras.

Los trabajadores del campo es lo que saben hacer por tradición y por vocación, expulsarlos de sus predios es algo más delicado que indemnizarlos, porque en la historia real cuando eso ha sucedió los pagos son infinitamente pequeños y aquí no se encuentran todavía planteamientos que estén definiendo que la historia será distinta y finalmente estos mexicanos terminan convirtiéndose en trabajadores ilegales en Estados Unidos.

Pero construyendo escenarios y bajo una situación inédita de que tal población definiera continuar en el país, cuáles serían las actividades en las que podrían emplearse. Un reto importante para el análisis de quienes se dedican a tan compleja actividad.

Pero en adición otra reforma que obliga al análisis profundo es la reforma financiera, que por lo menos en términos de lema identifico una gran problemática: Más crédito y Más barato.

Pero no deja de ser un planteamiento retorico, porque la autoridad bancaria, que es el banco central, no realiza acción alguna para que el sistema bancario otorgue más crédito y mucho menos más barato.

A manera de ejemplo se puede señalar que la tasa de interés a los ahorradores, que en el mejor de los casos es la de cetes es del orden del 4% mientras que la tasa de interés que se cobra en créditos, y ello en términos preferenciales, es de veinte veces más.

Pero en lo particular si se trata de créditos la población de menores ingresos, se deja en manos de micro financieras cuyas tasas de interés son verdaderos abusos ante la complacencia de las autoridades.

Un ejemplo, son los créditos que otorgan la denominada empresa Crédito Familiar, cuya tasa en términos reales se ubica entre el 130 y 140%, es decir entre 35 y 40 veces por encima de la tasa que se paga a ahorradores.

Algo similar ocurre con aquellas instancias que además de tiendas de consumo tiene también su banco, donde la mecánica es que operan a manera de “tiendas de raya”, pero que sus principales clientes reciben remesas que cambian los bancos de esas mismas tiendas, donde contratan créditos leoninos y quedan atrapados como deudores de manera casi permanente.

Ejemplos lo son Elektra, Coppel entre otras y se reitera que todo ocurre ante la complacencia de las autoridades.
*estudioshacendarios.cmlm@hotmail.com