imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte político /Luis Álvarez Tostado

  • Luis G. Álvarez Tostado Valdivia
  • La Elección de Carrera y la Economía en México

 

El pasado 17 de agosto a invitación del Dr. Gerardo Nieto, asistí a la presentación de su libro “La elección de carrera en la sociedad del conocimiento” en el Senado de la República, el cual comentaremos a continuación.

Lo primero que hay que hacer es que se entiende por sociedad del conocimiento, esta es el orden social basado en la información, la innovación y el avance científico y tecnológico aunque el autor lo concibe como un proceso complejo que camina al conocimiento como un todo y no como algo dado por tanto es un fenómeno en continua transformación.

El autor pone algunos datos que son muy reveladores de lo que pasa en nuestro país, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el 60 por ciento de las solicitudes de nuevo ingresos se ubican en el 13 de 108 las carreras que se ofrecen, lógicamente destacan administración de empresas, contaduría, derecho, medicina, sicología, negocios y comercio, en cuanto a ingenierías la eléctrica, la mecánica y la electrónica entre otras y es precisamente en las áreas administrativas-económicas y de ciencias sociales donde se ubica el 50 por ciento de las matricula real, mientras que el 2 por ciento de los inscritos están en las carreras de ciencias naturales y exactas.

En este sentido se realiza un apunte fundamental en el trabajo, que es el cambio de incentivos en la elección de carreras, las carreras tradicionales son muy publicitadas, existen muchos egresados por lo que se quiere imitar al papá, al tío a la mamá y se escoge con ese criterio, además las exigencias de las carreras nuevas son mucho más estrictas y requieren de un conocimiento de las matemáticas y algunas otras ciencias exactas, es muy fácil encontrar el argumento de que “estudiare una carrera por no toparme más con las matemáticas, desde la primaria se debe de enseñar matemáticas y ciencias exactas con otros métodos en donde no se estigmaticen dichas materias como difíciles, aburridas y de poca utilidad ya que si se tiene una computadora que sume para que quiero yo aprender a sumar.

En este mismo sentido se señala que los científicos en México tienen entre 65 y 70 años y que no existe un generación de remplazo, pues como se señaló no hay jóvenes inscritos en ciencias exactas y si hoy en esta era todo se centra en el conocimiento científico y tecnológico, esto lleva a concluir que está en riesgo el desarrollo de la nación.

Si existe una sociedad del conocimiento, existe una economía del conocimiento en donde países como China, India incluyendo son unos buenos ejemplos dado que se le apuesta a la innovación constante, al desarrollo científico-tecnológico, ya no es como antes la explotación de los recursos naturales no renovables, hoy la venta del conocimiento en donde se genera más valor. En cuanto al crisis de crecimiento económico se relacionan a varias circunstancias entre las que destaca la bursatilización del capital, es mucho más rentable invertí en la Bolsa de valores en instrumentos como los derivados que invertir en la creación de empresas, existe también un problema de que los sueldos y salarios han bajado por lo que no se genera un mercado interno fuerte, y si la economía nacional está estrechamente ligada a la economía internacional especialmente a la de Estados Unidos y esta no crece lo suficiente, la economía nacional tiene el mismo comportamiento en las últimas décadas el crecimiento del PIB ha sido menor al 2 por ciento, si no se crece la economía no se generan más empleos y por lo tanto hay desempleo estructural.

Si existe un desempleo estructural y esto lo adicionamos con la generación de empleos tradicionales, ocasiona un doble fenómeno, se agudiza el desempleo, se emplean los profesionistas en otras profesiones a lo que se estudió o incluso en el empleo informal, la presión de mas desempleados afecta el pago al trabajo, es decir, disminuyen los salarios y se da un efecto en los costos de la educación, pues toda la inversión del Estado desde la educación básica hasta la profesional se tira a la basura.

Podemos continuar con los argumentos que da el Dr. Gerardo Nieto en cuanto a que el conocimiento es el corazón del presente y del futuro, la nueva generación de jóvenes está plenamente identificada con la información, la revolución digital y la sociedad del conocimiento en donde dos elementos fundamentales son las nuevas tecnologías y el dominio de idiomas, ya no basta con saber inglés, hay que tener dos o tres idiomas adicionales del propio, esto ayudara a competir en la
globalización.

Cuando uno cambia en esta era del conocimiento de trabajo, cambia uno de profesión, por lo que la carrera no es lo que uno estudia, sino lo que uno aplica, es decir lo que hace en la vida.

Como se puede ver la elección de carrera en la actualidad, es un problema mucho más complejo que la decisión de un joven estudiante, es parte fundamental del futuro del país, por lo que no se le puede dejar únicamente a los jóvenes, hay que ayudarlos como padres, como orientadores y cambiar los incentivos a través de políticas públicas que consideren todo lo señalado en el libro La Elección de Carrera en la Sociedad del Conocimiento.

Ojalá que el tratar el tema de la elección de carrera en el Senado sea un buen auguro de que sea considerado para la tomar decisiones políticas que ayuden a redefinir una política pública en este tema.
gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado