imagotipo

Horizonte Económico

  • Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero
  • Hacia una política pública en materia energética (2)

No está clara la estrategia, porque en realidad se carece de la misma, para definir montos y destinos, la proporción que tendría destino productivo, para gasto social y otros fines, respecto de los recursos derivados de la Reforma Energética.

De lo que no hay duda es que están previstos recursos que en el pasado no era previsible su recepción para participar en el sector y es evidente que la política pública a que se hizo referencia en el espacio anterior no puede estar ajena al presupuesto de egresos de la federación; al parecer prevalecen criterios de un modelo que ya se agotó, persiste la obsesión por cifras de inflación que no son factibles para la economía mexicana y oficialmente todavía no hay acciones, planeación, estrategia para la nueva etapa por la que atraviesa la economía mexicana.

En suma, nuevos escenarios nuevas medidas, es urgente que lo entiendan los responsables y de no ser así realizar los ajustes necesarios. En general, es necesario comprender que los participantes en situaciones de crisis, no necesariamente tienen que ser los mismos para escenarios de estabilidad y deseablemente de bonanza.

La visión se transforma, lo que debe reflejarse en la misión a realizarse y en este sentido el camino tiene que ser crecimiento y empleo. El monto de reservas internacionales es elevado y crecerá más a medida que vaya avanzando la Reforma Energética, lo que significará la posibilidad de financiar un mayor nivel de crecimiento.

En este año se consolidan los efectos de la instrumentación del Presupuesto Base Cero, que llevó a revisión de estructuras públicas, desaparición de áreas que repetían acciones y programas, lo que tendría que reflejarse en una mayor eficacia para hacer más con menos.

Además se han registrado recortes presupuestales y en paralelo se han incrementado impuestos, reflejados ahora en alzas a las gasolinas. Menos gasto más impuestos, más divisas y ahora se anuncia menos crecimiento.

El camino está errado, se requiere a la brevedad una estrategia distinta donde se privilegie la actividad económica, el crecimiento, el empleo y se mantenga una inflación bajo control pero sin que esta predomine sobre las otras variables.

Sino para que las Reformas estructurales, en este caso la energética, para que permitir participación externa si se toman medidas como si no se hubiesen dado la apertura total a capitales privados en sectores prioritarios.

Urge retomar el camino y resulta necesario que comiencen a definirse las estrategias, los instrumentos, las metas y proceder de manera urgente a la formulación de una política pública con ese propósito.

Resulta claro que prevalecen acciones que predominaron el modelo de economía de mercado o también denominado neoliberal, que se agotó y fue reconocido a nivel internacional en 2008, que en el caso mexicano se extendió al 2012.

Pero lo que es una realidad es que la economía mexicana ha registrado cambios relevantes, que se reflejan en la presencia abierta de inversión privada principalmente extranjera y dentro de la estrategia a seguir, resulta prioritario tener definidos los lineamientos para realizar una conducción eficaz a los nuevos inversionistas.

Todo ello en un contexto donde es previsible que se agudicen condiciones adversas para las finanzas estatales derivado del incremento de las tasas de interés, lo más complejo es que no se cuenta con opciones de mayores ingresos para hacerle frente.
*estudioshacendarios.cmlm@hotmail.com