imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • Miguel González Ibarra
  • Estabilidad de Inclusión Financiera
  • Fintech, una atractiva alternativa ante la bancarización

 

En vísperas de la reunión conjunta de otoño del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial que se llevará a cabo en Washington la próxima semana, se ha comenzado a poner de relieve la importancia de conservar la estabilidad financiera y de la inclusión financiera a través de la utilización de las tecnologías de la información y de la comunicación.

A partir de la crisis financiera de fines de la década pasada, que condujo a la economía mundial a una prolongada recesión y a un lento proceso de recuperación, la frágil coordinación de las políticas monetarias y financieras nacionales, que han tomado el sesgo de ser no convencionales e, incluso, divergentes entre Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, ha fomentado que continúe prevaleciendo una gran liquidez sin control en los mercados internacionales.

Si bien las recomendaciones emanadas de los acuerdos de Basilea permiten avizorar que las instituciones crediticias cuenten con una mayor solidez para enfrentar cualquier situación crítica que produzca un escenario de tensión, los mercados siguen teniendo que sufrir los estragos que genera la alta volatilidad financiera auspiciada por la incertidumbre imperante. Adicionalmente, se ha provocado que cada vez crezca la intermediación financiera que llevan a cabo las instituciones consideradas como no bancos, así como la emisión de valores en los mercados, lo que resta eficacia a la política monetaria.

Ante ello, continúa siendo una preocupación mundial, especialmente de FMI las medidas que deben tomarse para garantizar que persista una estabilidad a largo plazo en el aspecto financiero. Hasta ahora, los tipos d cambio se han visto afectados por la volatilidad. Sin embargo, las economías que cuentan con fortaleza macroeconómica, como es el caso de México, el tipo de cambio ha permitido absorber los choques externos, aislando hasta ahora a la economía interna de los vaivenes del mercado mundial.

Por su parte, ante la excesiva liquidez y la volatilidad que genera, otros organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) han recomendado hacer ajustes y tomar las medidas económicas que permitan capturar la abundancia de recursos para canalizarlos a proyectos productivos, en lugar de que se dirijan a inversiones especulativas. En ese sentido se ha venido insistiendo en fomentar las finanzas digitales que permitan una mayor inclusión y una mayor eficiencia.

En México, la recién designada subsecretaria de Hacienda, Vanessa Rubio, se ha referido en la reunión con la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB) a la importancia de mantener en el país la estabilidad financiera y macroeconómica. Por su parte, el último informe semanal de la Secretaría de Hacienda pone en relevancia la importancia de la utilización de las nuevas tecnología de la información aplicadas al las finanzas (Fintech) para lograr una mayor inclusión de la población en el uso de los servicios que ayudan a aumentar la eficacia y la productividad del país.

La banca digital y las operaciones que electrónicamente se pueden llevar a cabo sin intermediarios financieros, constituyen una atractiva alternativa al la bancarización, que actualmente se asocia como una vía para aumentar la supervisión por parte de las autoridades fiscales. Sin embargo, como lo considera el titular de la Unidad Banca, Valores y Ahorro de Hacienda, Narciso Campos, implica la necesidad de que se cuente con una adecuada regulación que promueva la competencia y que evite los riesgos a que podrían estar expuestos los inversionistas.
miggoib@unam.mx