imagotipo

Horizonte económico

  • Luis G Álvarez Tostado Valdivia

Crisis en Brasil: sus implicaciones regionales

En la semana que termina, Brasil entró en una crisis política que siempre tiene implicaciones económicas, a continuación definiremos en que consiste la crisis y cuáles serían las lecturas y repercusiones para América Latina.

La crisis consiste en la suspensión de hasta 180 días (6 meses) de la Presidenta Dilma Rousseff, para realizarle un juicio político ya que está acusada de que su Gobierno utilizó de manera ilegal préstamos no autorizados de bancos estatales. Los bancos entregaban fondos para programas sociales, prestamos por desempleo, bonificaciones a empleados públicos y al programa de ingresos mínimos para los brasileños más pobres. Pero el Gobierno demoraba la devolución. Los críticos dicen que la intención era embellecer las finanzas públicas, se dice que se alteraron las cifras de la cuenta pública que es el reporte presupuestal final y que se envía a al Congreso del cierre anual de las finanzas. Y dado que las leyes fiscales prohíben a los bancos estatales efectuar préstamos al gobierno, este hecho se considera ilegal y por tanto un delito. Dilma Rousseff niega que fueran préstamos, además de que cuando se dio dicha circunstancia ella estaba fuera del país.

Hay que hacer una serie de consideraciones para entender que está pasando en Brasil, primero hay que señalar que el partido de izquierda denominado Partido de los Trabajadores al que pertenece tanto Dilma como Lula da Silva, ha gobernado en los últimos 13 años, lo que implica que la derecha no ha podido ganar las elecciones presidenciales, por lo que la derecha intenta derrocar administrativamente al Partido de los Trabajadores, se dice que hay un golpe de Estado legislativo, si es destituida después del proceso que se inicia será la segunda vez que se destituya al presidente por el congreso, el primero fue Fernando Collor de Melo, acusado de corrupción y actualmente senador. La Presidenta Dilma habla de que los legisladores que la acusan son misóginos.

Dentro de las repercusiones de esta decisión, la más visible es el debilitamiento del bloque izquierdista en Sudamérica, después de la caída de Cristina Fernández de Kirchner, el bloque se reduce ahora a Bolivia, Venezuela y Cuba.

Los partidos de oposición, saben que estos meses previos a las Olimpiadas son fundamentales para captar la atención internacional, y es muy probable que existan manifestaciones en Río de Janeiro cuando inicien las Olimpiadas, ya sea en contra o a favor de Dilma, lo que será muy visible a nivel mundial y quizás dañino para el país, pues se puede convertir la inestabilidad política en una inestabilidad social y ninguna de las dos situaciones son favorables para las inversiones.

En este sentido quizás nuestro país y otras economías emergentes sean los beneficiarios de la captación de capitales que salgan de Brasil y que buscan estabilidad política y económica.

Por su parte los argentinos ven con mucha preocupación la crisis pues definitivamente habrá impacto en la industria, en los productos de importación y exportación y en general en el comercio, hay que recordar que Brasil es su principal socio comercial. Chile expresó su preocupación por el escenario de incertidumbre, Ecuador y Bolivia se manifestaron en favor del estado de derecho, en general todos sabemos el papel que juega Brasil en la estabilidad económica y política de la Región.

Cómo podemos tipificar una falta administrativa que no es corrupción, pues no se le acusa de desviar los fondos para su beneficio propio, sino, hacer una actividad ilegal, esto es una lección para toda Latino América, ya que se da un ejemplo en el sentido de no permitir ninguna ilegalidad a los Presidentes, independientemente de todas las demás connotaciones que se han señalado.

Hay muchas lecturas, muchas repercusiones, muchos señalamientos, lo que es cierto es que siempre la inestabilidad política, aumenta el riesgo país, lo que ocasiona salidas de capitales e inversiones que ya no llegaran, pues la indefinición de hasta 6 meses que puede durar el proceso no da certeza de nada, además de la coyuntura de las Olimpiadas que en vez de ayudar, puede ser un multiplicador de problemas, pues todo el mundo estará al pendiente de la definición de lo que pasará con Dilma Rousseff.

Ojalá no pase a mayores la crisis de Brasil, que se arregle pronto, pues se necesita un Brasil fuerte que ayude a la estabilidad política y económica a la Región.

La del Estribo. El próximo martes 17 de mayo, él colega Carlos Loeza, recibirá de manos del rector de la UNAM la medalla al mérito académico, merecido reconocimiento a su trayectoria de 34 años ininterrumpidos de maestro en la FES Aragón UNAM, plantel que próximamente cambiara de director. Sin duda el maestro Loeza es un candidato natural a ese cargo, quedamos a la espera de su decisión sobre ese asunto.

gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado