imagotipo

Horizonte Económico

  • Horizonte político /Luis Álvarez Tostado

  • Luis G. Alvarez Tostado Valdivia
  • El Índice de Oportunidades Humanas

 

La semana que termina se dio a conocer un informe por parte del Banco de Mundial denominado “En busca de oportunidades para todos”, el cual utiliza el índice de Oportunidades Humanas (IOH) con cifras del 2014, para explicar en algún sentido, como se genera la pobreza.

A continuación señalaremos las características más importantes del IOH, así como algunos de los resultados tanto del informe presentado esta semana como de la evolución de dicho índice.

El IOH mide cómo las circunstancias individuales, familiares y comunitarias, que están fuera del control de los niños (como lugar de residencia, género, o nivel de educación del jefe de familia) pueden afectar el acceso a los servicios básicos y a las oportunidades de acceder en la escala social. El IOH excluye el impacto del esfuerzo y las decisiones tomadas por los adultos, al considerar únicamente a los niños menores de 16 años y diferenciarlos del total de la cobertura de los servicios que se analizan, en otras palabras, mide el acceso a servicios básicos de los niños, independientemente de su entorno, un niño común que posibilidades tiene de acceder a servicios que seguramente determinaran su desarrollo posterior (en los próximos años), visto desde otro ángulo, cuales son las limitantes para el desarrollo de los niños. Los datos se obtienen de 17 países de América Latina y el Caribe (ALC). Cabe señalar que la fuente de información de los datos obtenidos para México es la Encuesta Ingreso- Gasto de los Hogares y los instrumentos semejantes para los demás países de la región.

El IOH considera tres dimensiones la educación, la vivienda y las tecnologías de la información y comunicación. En relación a la educación se toma en cuenta “la matrícula escolar”, que mide si los jóvenes tienen un acceso equitativo a la educación, y “la primaria completa”, refiere si el niño termino su educación básica. En relación a la vivienda, mide el acceso a “la electricidad”, “saneamiento” que significa que la vivienda tiene un inodoro conectado al sistema de aguas residuales, y el acceso a “agua potable”. Y la tercera dimensión hace referencia a dos indicadores la “accesibilidad a internet” y si se tiene un “telefonía celular”.

En relación a la matrícula escolar el primer lugar es de Chile, el ultimo es Honduras y México se ubica en el lugar doce. En cuanto a la primaria completa, es el único indicador en donde México está en primer lugar y el último es El Salvador. Ahora revisando las condiciones de la vivienda y en relación al acceso a la electricidad, Uruguay es el primer lugar y Nicaragua el último, nuestro país se ubica en el lugar 5. En cuanto al saneamiento Uruguay es el primer lugar, El Salvador es el lugar 17 y México es sexto lugar. En relación al agua potable, Argentina es primero, Mexico es décimo y El Salvador es el ultimo lugar. Referente al acceso a internet el primer lugar de la región es Costa Rica, el último lugar es Guatemala y México es décimo lugar. En cuanto a la telefonía celular encabeza la lista Chile, y se ubica al final nuestro país.

Por qué México no sale tan bien en los indicadores, seguramente porque la mayoría de los niños están en los hogares con niveles de ingresos más bajos (en los decirles del I al IV), pues entre más altos ingresos menores son los hijos que se tienen. Adicionalmente la distribución del ingreso en Mexico es mucho más desigual que en la mayoría de países de la región, en México hay más ricos que en otros países de ALC, pero también la diferencia con los pobres es mayor.

Los resultados más importantes del informe del banco mundial de esta semana, señala que las características de hogares y de ingresos son las los temas que explican la mayor parte de la desigualdad en el acceso a oportunidades básicas, lo que indica que existen muchas barreras para que se logre la movilidad social entre la generación actual y futura.

Pero también señala una esperanza, que si las cosas continúan con la tendencia que se dio en los últimos 10 años, en el 2030 habrá pleno acceso a 5 de los 7 servicios básicos estudiado en ALC.

La importancia relativa de este índice es que muestra las posibilidades de acceso que tienen los niños de América Latina y el Caribe de acceder a los servicios básicos que en un futuro harán diferencia en cuanto a la probabilidad de acceder a mejores oportunidades de los niños y por lo tanto de tener movilidad social positiva, es decir tener mejores oportunidades para desarrollarse y por lo tanto mejores salarios y con estos mejorar en cuanto a sus ingresos y acceso a servicios de mayor calidad.

Ojalá y no solo se logre lo que señala el IOH que es que en el 2030, si la tendencia continua como va, todos los niños de América Latina y el Caribe tendrán acceso universal a 5 servicios fundamentales, sino se obtenga la universalidad de los siete servicios que incluye el índice.
gerardo_tostado@yahoo.com.mx

Sígueme en twitter@gerastostado