imagotipo

Horizonte Económico

  • Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero
  • Alza en tasas de interés, fuerte impacto sobre finanzas estatales

Al nacer un niño en México, su primera reacción es estallar en llanto y no por la tradicional nalgada, sino porque ya se enteró que tiene una deuda per cápita de 4 mil 486 pesos, cifra promedio, porque si nació en la Ciudad de México, en Coahuila o en Nuevo León, la deuda es mayor.

Ello en un escenario, donde el costo del servicio de la deuda se viene incrementando derivado del alza en las tasas de interés estadunidenses, que tienden a ubicarse en sus niveles de mercado, que fluctúan entre 3 por ciento y 3.25 por ciento y que significaría un aumento de alrededor de 1.5 puntos porcentuales respecto de los niveles actuales.

El aumento en las tasas de interés nacionales, particularmente en la tasa líder del país, que es la de Cetes, implicará un fuerte impacto sobre las finanzas estatales cuya deuda está contratada a tasa Cetes, más un spread, que está en función de la calidad crediticia del deudor.

En ese contexto, es necesario contar con una estrategia que permita optimizar los recursos que han iniciado su arribo al país, a consecuencia de las denominadas Reformas Estructurales y en lo particular de la Energética.

No olvidar que incluso al inicio de este Gobierno el planteamiento fue el de atender sectores prioritarios, que han sido afectados por la situación presupuestal y precisamente sería el efecto de las Reformas Estructurales. Pero la realidad ha sido muy distinta, la tasa de crecimiento del trienio 2013-2015 fue de 1.8 por ciento y para 2016 se estima que fluctuará entre 1,8 y 2 por ciento por lo que la tasa promedio de los primeros cuatro años se ubicará en ese rango de 1.8 por ciento.

Lo que es una realidad es que los recursos externos están arribando, en una cantidad por debajo de lo quese tenía previsto, pero están llegando y sobre esa situación caben algunos comentarios.

El primero es que no se tiene un reporte preciso sobre los montos recibidos, al respecto no falta quien asegure que basta con revisar la balanza de pagos, lo cual no es tan preciso, porque el ingreso de inversión extranjera directa no necesariamente en su totalidad es para participar en el sector energético.

Pero aún concediendo que así fuera, la información oficial es poco precisa. Se tiene claro que a partir del próximo año estarán presentes en la venta de gasolinas marcas como la Shell, pero se reitera que se requiere una mayor precisión en esa información.

Asimismo, es necesario que se detalle por lo menos en su gran mayoría el destino de los recursos, porque es evidente que más allá de inversiones en aguas someras y seguramente en el inicio rumbo a las aguas profundas, la gran expectativa es que se atiendan de una mejor manera los denominados sectores prioritarios y que se refieren a Salud, Educación y Seguridad Pública.

No perder de vista que la Política Económica en su conjunto, en forma independiente a su filiación política, es lograr el mayor bienestar posible del ciudadano y para ello la primera gran condicionante es que tenga empleo, que le permita contar con ingresos que financien la canasta que corresponda precisamente a su nivel de ingresos.

Como se ha mencionado la expectativa al momento de la aprobación de las Reformas Estructurales era un elevado crecimiento económico, el gran reto ahora, particularmente de quienes tengan el honor de conducir el país a partir de 2018,será lograr niveles de crecimiento mayores a los alcanzados, que se traduzcan en mayores niveles de bienestar para los mexicanos.
*estudioshacendarios.cmlm@hotmail.com