imagotipo

Incumplidos / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Señalamientos duros: hay gobernadores que no cumplen. Basta ya de complacencias. Hay que exigirles. Siempre reclamamos al Gobierno federal y nunca a los mandatarios.

Es la voz de María Elena Morera, presidenta de Ciudadanos por una Causa en Común, la que cala –suponemos- los oídos de los gobernadores que, conforme a las mediciones de esa organización civil, están reprobados en todo lo que se requiere de seguridad.

¡Cuánta razón tiene en los incumplimientos de algunos, casi todos, mandatarios!

Es responsabilidad de los Estados resolver los delitos del fuero común, y si bien los del fuero federal deben ser atendidos por las instancias correspondientes, lo cierto es que ni en los primeros hay respuesta estatal y mucho menos municipal.

Todos los gobernadores, sin excepción, han recurrido a la Federación para que coadyuve en el combate a la delincuencia. Omiten o son copartícipes de los hechos, que sus policías o muchos de ellos se corrompieron y forman parte de la cadena de los criminales. Ni hablar de los alcaldes o, como dirían las viejas canciones rancheras “de los municipales”. Son la parte endeble del sistema de seguridad. Y ahí es en donde se rompe el eslabón.

Habría que decir en abono de la Federación que con todo y las fallas de inteligencia que se dan, con su presencia ha inhibido o cuando menos lo ha intentado, que la delincuencia organizada aumente. De no ser por la presencia de las fuerzas federales a lo largo y ancho del país, México estaría sumido en el terror.

Morera merece aplausos por su directo señalamiento.