imagotipo

Indomable Colette

  • Profesión escritora: Andrea Balanzario

Agitada, por decir lo menos, fue la vida de Sidonie Gabrielle Claudine Colette. La Iglesia católica negó la bendición final a esta extraordinaria mujer; no obstante, la República francesa sí honró con funerales de Estado, las aportaciones de Colette a la cultura. Los tres matrimonios de la escritora, guionista, periodista y cabaretera,  no fueron el motivo de escándalo en un país oscilante entre la pureza de exigentes normas sociales y las pulsiones eróticas, Francia, siempre muy polarizada entre el conservadurismo y las libertades otorgadas por la revolución. La sexualidad, abierta y libre que Colette ejerció, no solo en su vida personal, sus escritos, sino incluso en los escenarios y que reflejó en sus obras sí suscitó el escándalo de los sectores menos abiertos.
LA JOVEN SIDONIE

Última hija de los cuatro vástagos del matrimonio formado por Sidonie Landoy, más conocida como Sidó, sobrenombre que también heredará Colette, y el capitán Jules-Joseph Colette, un militar de Argelia que perdió una pierna en la Batalla de Melegnano,tuvo una educación laica y una infancia feliz en Bourgogne, de la que obtuvo un gran amor a la naturaleza vegetal y animal y al ejercicio físico. Siendo aún adolescente, conoció al escritor Henry Gauthier-Villars, apodado, “Willy”, 15 años mayor que ella, pese a lo cual se casó con él el 15 de mayo de 1893 en Châtillon-Coligny
COLETTE, ESCRITORA

Con “Diálogos de animales”, publicada en 1904, da inicio, verdaderamente, la carrera de escritora de Colette. Después de 13 años de desdicha doméstica, se separó de su marido en 1906 y llevó una vida bastante agitada que provocó escándalo. Bailó desnuda en el Moulin Rouge, mantuvo relaciones con la hija de un duque y también con Auguste Hériot, al mismo tiempo que escribía, daba conferencias y actuaba en teatro. Finalmente, ganó fama literaria con “Renée”, salida de prensas en 1910. En 1912 casó con Henry de Jouvenel, de quien tuvo una hija.
COLETTE, PERIODISTA

En 1913 apareció “El obstáculo” y en 1916 “La Paix chez les bêtes”, pero gran parte de su actividad estuvo consagrada a artículos y crónicas periodísticas. A partir de 1917, Colette trabajó en textos en los que se mezclaban relato y teatro: “Mitsou ou Comment l’esprit vient aux filles”, de 1919 y “Chéri”, en 1920; novela consagrada al amor entre un adolescente y una vieja cortesana, que consolidó su prestigio. La temática de iniciación al amor fue retomada en “El trigo verde” publicada en 1923. Siguieron “Al rayar el día”, 1928, “La casa de Claudina”, 1930 y “Sidó”, 1930, así como varios relatos intimistas.

COLETTE, RECONOCIDA

1927 sus obras eran elogiadas por autores tan famosos y diversos como Marcel Proust, André Gide y Paul Claudel. De sus novelas, la mayor parte de las cuales reflejan de un modo apasionado, realista y sardónico los problemas de una mujer enamorada, la más conocida es “Gigi” (1945), adaptada al teatro. Su última obra fue “En pays connu”, de 1950. En 1953 fue ascendida a gran oficial en la Legión de Honor, grado que solo otra mujer había alcanzado antes que ella. Muere en 1954.