imagotipo

Informe legislativo: un paso hacia la rendición de cuentas en un parlamento abierto

  • Daniel Ávila Ruíz

  • Daniel Ávila Ruiz

El pasado viernes 2 de diciembre presenté mi IV informe de labores como Senador de la República. Rendí cuentas a cientos de yucatecos que me acompañaron en el teatro Daniel Ayala, en el Centro Histórico de la Ciudad de Mérida.

Esta oportunidad de convocar a un evento público de rendición de cuentas, nos abre la reflexión ante preguntas como: ¿Qué hace un legislador? ¿Por qué su trabajo puede ser benéfico para la población? ¿Qué acciones debe hacer para que su labor sea transparente a la ciudadanía?

En este evento pude expresar una síntesis del trabajo que he realizado desde hace cuatro años en el Senado de la Republica. Informé a la ciudadanía acerca de mis decisiones, como miembro del Grupo Parlamentario del PAN, en las discusiones de las Reformas Estructurales aprobadas en el Congreso de la Unión. Además, hice énfasis en la importancia de disminuir el financiamiento público a los partidos políticos y a la clase política. También propuse reducir el salario y las prestaciones del Presidente de la República, Secretarios de Estado, subsecretarios, diputados federales, senadores y ministros de la Suprema Corte de Justicia.

En esta oportunidad quise resaltar dentro de mi trabajo legislativo, la gestión encomendada por la ciudadanía que represento en más de 200 asuntos en tribuna, distribuidos en 89 iniciativas y 138 proposiciones con Punto de Acuerdo.

Si bien el trabajo legislativo es amplio, por el número de temas trabajados en comisiones, propuse como temas más importantes, la reducción del Poder Legislativo, a fin de eliminar 100 diputados y 32 senadores plurinominales. Con ello, se pueden tener ahorros por más de siete mil millones de pesos por conceptos de sueldos y prestaciones. Con ello, se pueden destinar recursos a áreas prioritarias para la población, como salud o educación, a fin de brindar oportunidades a quienes más lo requieren.

En dicho ejercicio de rendición de cuentas, era necesario informar a quienes depositaron su confianza en un servidor, acerca de diferentes gestiones que se han logrado concretar en Yucatán, entidad federativa a la que represento. Ejemplo de ello, es la entrega de sillas de ruedas, bastones, muletas y andaderas a más de mil 600 beneficiarios.

Con mucho esfuerzo, gran motivación y atendiendo un reclamo que he recibido de mis paisanos en comunidades alejadas, mi equipo de trabajo en campo, ha logrado llevar a cabo exámenes de la vista, revisiones médicas, como pruebas de diabetes, anemia, colesterol, glucosa, atención odontológica y diagnósticos de nutrición. Los resultados son tangibles: 31 mil 196 ciudadanos de las distintas partes de Yucatán han sido beneficiados con lentes. En nuestra Unidad Móvil DAR Salud, en siete meses, recorrimos 23 municipios y hemos atendido a siete mil 571 ciudadanos con los servicios de salud gratuitos.

Aún hay mucho por hacer, pero no debemos escatimar ningún esfuerzo para mejorar nuestro entorno comunitario. Tal como lo decía el senador Belisario Domínguez hace más de cien años: “si cada uno de los mexicanos, hiciera lo que le corresponde; la patria estaría salvada”.
*Senador por Yucatán. Presidente de la Comisión Bicameral del Canal del Congreso, secretario del Comité del Instituto Belisario Domínguez e integrante de las comisiones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, Juventud y Deporte, de Turismo, así como de Reforma Agraria.