imagotipo

Ingrid Gullatz, y su macabro encanto

  • Profesión escritora: Andrea Balanzario

Andrea Balanzario

Su nombre es Ingrid Gullatz, hija de padres alemanes; vivió en la ciudad de Nanking, en Indochina y en 1949 se trasladó a Alemania. Estudió Filología Germánica e Historia del Arte en la Universidad de Bonn. Comenzó a publicar cuando tenía cincuenta y cinco años, y sus novelas obtuvieron gran éxito, siendo algunas de ellas llevadas al cine y se hizo una serie de televisión. Ha sido traducida a numerosos idiomas. Es autora de novelas policiacas de alto contenido psicológico, con alto contenido de suspenso, ubicado en la más nostálgica Europa.
BIENES Y CODICIA

Una proposición tentadora perturbará el retiro de una bibliotecaria Durante sus años de bibliotecaria, Carla ha soñado a menudo en su futura existencia como pensionista: pasará por fin a ejercer como lectora, dedicando —como siempre ha deseado— largas horas a esa actividad, cómodamente sentada en su sillón y sin que nadie la moleste. Finalmente, creyó ver, llegado ese momento cuando, al cumplir los 60 años, abandona su puesto en la biblioteca municipal y se jubila. Con alguno de sus compañeros de trabajo sigue manteniendo un contacto esporádico, pero todo cambiará después de recibir una invitación que tendrá para ella importantes consecuencias. En el transcurso de un ‘desayuno de tenedor’, Wolfram, un antiguo colega de la biblioteca, viudo sin descendencia y enfermo terminal de cáncer, le plantea una insólita oferta que no deja de resultar bastante tentadora: si Carla accede a ocuparse del entierro y de que en su lápida figure una inscripción, heredará una cuarta parte de su patrimonio. Si además se compromete a cuidar de él hasta el momento de su muerte, le corresponderán la mitad de sus bienes. Sin embargo, no acaba ahí su atrevida propuesta: si ella lo ‘liquida’ de acuerdo con sus deseos cuando él lo solicite, heredará toda su fortuna, incluida una mansión de tres plantas en Weinheim… eso acabará definitivamente con la tranquilidad que tanto anhelaba la bibliotecaria retirada.

A LA MESA

Una nueva obra de la dama de la novela negra europea, con el mismo sabor macabro: Nelly no ha colmado las expectativas maternas. Primero abandonó los estudios para trabajar como camarera, y luego fundó una familia -sin legalizar- con Matt, un guapo norteamericano metido en asuntos turbios que la abandonó poco después de nacer el segundo hijo de la pareja. Ahora Nelly vuelve a su ciudad natal con los niños cuando una abuela le deja en herencia su casa. Mientras se plantea qué hacer con el local del piso bajo, la casualidad, en forma de amiga de la infancia, brinda a Nelly una oportunidad de conseguir ingresos: montar un restaurante casero —ilegal— desde luego: la burocracia es una molestia costosa- para que almuercen unos cuantos maestros del colegio vecino. El discreto negocio tiene éxito, y pronto se suman nuevos comensales; entre ellos la joven y conflictiva Gretel y su marido, Markus, un atractivo electricista que despierta en Nelly sensaciones casi olvidadas. Los ingredientes ya están en la cocina; únicamente queda que la mano experta de Ingrid Noll, gran dama de la novela negra, los combine para crear un plato lleno de vida, ironía y sorpresas, sazonado con una aparición inesperada y, eso sí, dos asesinatos… más o menos voluntarios.