imagotipo

Inteligencia en pos de la comunidad segura / Cuidémonos

  • Hazael Ruíz Ortega

Hazael Ruiz Ortega
Todo ciclo de inteligencia genera productos de inteligencia. En el horizonte de la seguridad está la capacidad de prevención, de anticipación del individuo e instituciones, potencializa decisiones asertivas y convivencia que vigoriza el tejido social. Esto no son simples palabras, son líneas de acción, bien interpretadas y aprovechadas nos podrían sacar de situaciones difíciles.

Expertos refieren la importancia del llamado “ciclo de inteligencia”. En el ámbito de la seguridad nacional, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) lo describe como “acciones de recolección y procesamiento de información con el propósito de integrarlas en productos de inteligencia para los procesos de toma de decisiones, con sus consabidas etapas: planeación, recolección, procesamiento y análisis; difusión y explotación; retroalimentación”.

Al analizar los “productos de inteligencia” se aprecia la gama de oportunidades vinculadas a la seguridad. Por ejemplo: los exámenes de control de confianza orientados a garantizar la calidad del personal y los complejos y documentados Informes de inteligencia estratégicos, tácticos u operacionales.

Quiénes contribuyen, entre otros, en gran medida focalizada y diferenciada son: las Fuerzas Armadas mexicanas (el Ejército y la Marina), la Procuraduría General de la República (PGR), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y áreas del comisionado Nacional de Seguridad con la respetada “Plataforma México”, ambas de la estructura orgánica de la Secretaría de Gobernación… y por supuesto la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ), Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5).

En nuestro país es grato reconocer la evolución de los organismos de seguridad y el incremento de su capacidad. Las labores de inteligencia se han profesionalizado en los últimos años con valiosos recursos humanos, tecnológicos y materiales que abonan favorablemente al fortalecimiento en sus diferentes ámbitos y líneas de investigación.

Un ejemplo tecnológico a promover, si bien no es nuevo, es la herramienta de la Inteligencia Artificial que será utilizada en la prevención del suicidio. En la red social del Facebook sus algoritmos al captar contenidos preocupantes que hablen de tristeza y dolor, derivarán acciones preventivas, personal especializado se pondrá en contacto con el usuario o bien los contactos puedan reportarlo. Sin duda es una buena práctica que con protocolos autorizados por autoridades, acotarán acciones que pueden desencadenar en suicidio o incluso su “contagio”.

Desde la transparencia y rendición de cuentas, es reconocido y así se trabaja, que los temas de las labores de inteligencia, requieren de un actuar muy focalizado en sus dos escenarios posibles:

1) La información pública de beneficio a la sociedad y

2) La información de acceso restringido, bajo las figuras de información reservada o confidencial y medidas de seguridad en transmisión y accesos no autorizados.

En el camino del intercambio de conocimientos y cooperación se fortaleceal compartir percepciones y experiencias para hacer frente común.

Recapitulando, en México sus instituciones tienen dos “brazos” en tiempo y forma: las de inteligencia documental-campo y reacciones-intervenciones. Ambas de igual relevancia y califican en niveles de alcance mundial, generan confianza y los recursos asignados con correlación directa que abona a la seguridad.