imagotipo

Internet y derecho electoral / José Roberto Ruiz Saldaña

  • José Roberto Ruíz Saldaña

Un debate jurídico interesante se da en torno a internet y el derecho electoral. Actualmente, en la extensa normatividad electoral en nuestro país no existe regulación sobre internet; sin embargo, aspirantes, precandidatos, candidatos y partidos políticos hacen uso cada vez más frecuente de ese medio de comunicación para promocionarse.

Los problemas han comenzado a presentarse cuando se presentan quejas ante el INE porque determinada persona o instituto político realizan actos anticipados de campaña, o bien, porque en redes sociales emiten propaganda calumniosa. Ante tal escenario, han surgido fundamentalmente dos posturas.

La primera sostiene que internet debe ser un ámbito libre y que las autoridades electorales harían mal si pretenden regularlo. A juicio incluso de algunos, las redes sociales son privadas de modo que lo publicado ahí, aunque sea de carácter político, permanece privado. Esta postura ha recibido con beneplácito consideraciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en el sentido quetales redes son espacios virtuales con usuarios difícilmente identificables, donde la información puede modificarse rápidamente. Además, agregan algunos, la autoridad tendría dificultad para notificar o vincular a empresas como Facebook, Twitter o YouTube.

La segunda postura sostiene que la autoridad electoral está obligada a salvaguardar principios como el de la equidad u ordenar que se retiren mensajes con contenido calumnioso, de modo que incluso en internet ese deber no desaparece. Así, personas y partidos políticos estarían obligados a respetar periodos de vedas en las redes sociales y cualquier contenido de promoción, en tiempos no permitidos, tendría que retirarse. Además, las páginas de internet con acceso libre no seríanprivadas, sino públicas, y es falso que sean medios pasivos: una página puede llegar a tener más visitas que un promocional televisivo de un partido políticotener espectadores. Finalmente, las grandes empresas de redes sociales no pueden estar exentas del cumplimiento del derecho; tienen representantes legales en nuestro país y deberían responder en asuntos electorales, como cuando lo hacen frente a otros bienes jurídicos tutelados.

Algunas Salas del Tribunal Electoral han avanzado recientemente en casos que han tenido que ver con internet. Una prueba para anular la elección del distrito 01 de Aguascalientes, recientemente repuesta, fue la utilización de la cuenta de Twitter por parte del gobernador de esa entidad. Sin embargo, desconcierta que otra de sus Salas, también recientemente, haya maximizado el derecho a la libertad de expresión en Facebook por encima del principio de equidad, así como enfatizado que “las redes sociales son espacios de plena libertad”.

El debate está abierto. Internet debería, en materia electoral, tener el mismo tratamiento que los demás medios de comunicación. Los principios rectores de la función electoral no pueden ni deben ser ignorados en ningún medio.
*Consejero electoral del INE

@Jose_Roberto77

joseroberto.ruiz@ine.mx