imagotipo

IV Informe Presidencial, entre retos y replanteamientos

  • Yolanda de la Torre Valdés

Yolanda de la Torre V.

El día de mañana Enrique Peña Nieto, presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, presentará la nación su Cuarto Informe de Gobierno, en un acto republicano de rendición de cuentas que se ha enfrentado a una constante transformación desde 1988, año en que las constantes interpelaciones de Porfirio Muñoz Ledo al entonces mandatario, Miguel de la Madrid Hurtado, hicieran ver que la comunicación entre los Poderes de la Unión y sobre todo entre gobernantes y ciudadanía, debían evolucionar hacia nuevas instancias.

Así ha sido en los 28 años recientes, el mundo ha cambiado, México ha evolucionado en su democracia y por supuesto la rendición de cuentas se replantea, quizá no sin dejar de lado ciertos vicios tanto del poder, como de una oposición más enfocada en hacer ver los espacios que ha conquistado, que en darles un valor que verdaderamente genere un beneficio para nuestro país, dicho sea, porque el persistir en no dejar que el Presidente de la República presente su mensaje a la nación desde la más alta tribuna, se ha convertido más en una expresión de soberbia, que en un contraste de poderes.

En ocasión del que será su Cuarto Informe de Gobierno, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha expresado su intención de seguir avanzando en el formato del mismo, por lo que para esta ocasión incluirá un diálogo con jóvenes, lo que puede ser particularmente interesante, sobre todo si pensamos en cuanto le puedan cuestionar sobre cuánto ha acontecido en los cuatro años recientes.

Es importante que tengamos algo presente, la mayor parte de la juventud de nuestro país nació ya en tiempos en que las fronteras de nuestro país estaban abiertas, habiendo un flujo constante de nuestras mercancías hacia el exterior y una destacada entrada de productos del extranjero hacia México, algo que en los años 70’s y 80’s era inexistente y lo único que lograba era diferentes expresiones de contrabando. Muchos de esos jóvenes muy probablemente no han escuchado jamás la palabra “fayuca”.

Los jóvenes de hoy conocen otro contexto de la diplomacia, al haber nacido cuando ya no existía la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y mucho menos la Cortina de Hierro y el Muro de Berlín; la Guerra Fría había quedado atrás y hasta las más perennes dictaduras y regímenes comunistas, como los de Cuba y China, se han mostrado abiertos a la inversión extranjera para mejorar el aprovechamiento de sus potenciales.

En tal contexto será interesante ver el diálogo del presidente Enrique Peña Nieto con jóvenes, que muy probablemente al hacer referencia a por ejemplo a la Reforma Energética surjan preguntas sobre dudas de cómo existiendo ya ésta, se han vuelto a dar incrementos en combustibles y cómo será la transición de la liberación del precio de gasolina y, cómo y en qué le sirve a México y a los jóvenes las reformas estructurales.

Este tipo de encuentros por otra parte, ayudarán a hacerles ver la ventaja que la citada reforma energética representa para que, con nuevas inversiones, México pueda aprovechar sus yacimientos petroleros en aguas profundas, así como otros tipos de energía en los que cada vez hace más falta invertir.

Los replanteamientos se vuelven a cada momento más interesantes y sin duda marcarán el contraste entre generaciones que si bien aún se mantienen jóvenes, debieron vivir los tiempos en que no existía ni el internet, ni los teléfonos celulares e incluso los inteligentes, frente a una juventud “millenial” que no comprende forma alguna de existencia humana sin tal tipo de sofisticaciones.

Sigamos el Informe, la rendición de cuentas es una conquista ciudadana.

* Senadora de la República

correo: yolandadelatorre@senado.gob.mx

FB: YolandaDeLaTorreV

Tw: @Yoladelatorre