imagotipo

Jardines botánicos para conservar biodiversidad

  • Aarón Irizar López

La última semana de abril tuvieron lugar los festejos por el Día Nacional de los Jardines Botánicos, celebrado desde 2006 con el objetivo de informar concientizar sobre su importancia y cuidado para la protección y conservación de las diferentes especies de flora de nuestro país.

México alberga una gran riqueza botánica, es el quinto lugar a nivel mundial con especies registradas de plantas, gran parte de éstas son endémicas, es decir, solo se encuentran en una zona determinada, mientras que otras más se encuentran en peligro de extinción.

La creación y mantenimiento de jardines botánicos constituyen una importante herramienta para la protección y conservación de especies que se encuentran en peligro de extinción por su sobre explotación, saqueo y la pérdida de su hábitat. La sociedad científica alienta la construcción de estos espacios para fortalecer la protección de la biodiversidad y especies endémicas.

De las mil 400 especies de cactáceas existentes en el mundo, nuestro país alberga 669, de las cuales 518 son endémicas. Los jardines botánicos cumplen un papel de gran importancia para la conservación de este tipo de especies.

Hoy México cuenta con una gran diversidad de jardines botánicos, privados y públicos. Destacan el Jardín Botánico del Instituto de Biología de la UNAM, el segundo más antiguo e importante de México, el cual alberga cerca de siete mil plantas de dos mil especies biológicas, el Jardín Etnobotánico de Oaxaca, con siete mil 330 ejemplares vegetales de 915 especies, así como el Jardín Botánico Francisco Javier Clavijero, en donde se exhiben seis mil ejemplares de 700 especies nativas y foráneas.

Visitar y conocer los jardines botánicos no sólo es una gran experiencia que podemos disfrutar en familia, también nos brinda la oportunidad de aprender más sobre la riqueza biológica de nuestro país y la importancia de su protección.

Construir y ser dueños de un jardín botánico también tiene sus beneficios, además de su belleza, podemos poseer nuestra propia “farmacia viviente”. México tiene una importante tradición en el cultivo de plantas medicinales para la elaboración de remedios caseros. De acuerdo con investigadores de la UNAM, al menos el 80 por ciento de los mexicanos aún usamos las plantas medicinales para curar nuestros malestares. Existen cerca de cuatro mil especies de plantas medicinales, de las cuales solo el 10 por ciento se ha estudiado fitoquímicamente y cinco por ciento farmacológicamente.

Son muy conocidos por todos los mexicanos los diversos beneficios que tienen para la salud plantas como la hierbabuena, epazote, árnica, romero, ruda, orégano, entre otras, prácticamente todos hemos bebido al menos una vez en nuestra vida un té para aliviar los síntomas del resfriado o dolores musculares.

Destacar que en Culiacán, Sinaloa contamos con un Jardín Botánico que se ha convertido en un espacio muy valioso donde se conserva la rica tradición de conservar la riqueza biológica de México.