imagotipo

Jorge Herrera Caldera y el desarrollo en Durango / José Luis Camacho Vargas

  • José Luis Camacho

A 202 años del decreto de abolición de la esclavitud

por parte de don José María Morelos y Pavón.

Atraer inversiones que se traduzcan en desarrollo social y en desarrollo económico es el reto de los Estados en el siglo XXI. Para alcanzarlo deben conjugarse las variables de competitividad, seguridad, capacidad y sustentabilidad tanto del entorno como del capital humano. En esa carrera muchos países han comprometido la calidad de vida de sus habitantes en aras de convertirse en las fábricas del mundo (léase China, India y Vietnam), mientras que otros le apuestan al desarrollo cognitivo de su población, a fin de ofrecer conocimiento, innovación y tecnología como sus banderas de atracción. A ese supuesto, le apuesta México y el Estado de Durango gobernado por Jorge Herrera Caldera.

Para nadie es desconocido que hasta hace unos años Durango era noticia por la violencia, enfrentamientos e inseguridad, debido a la presencia de diversos grupos de la delincuencia organizada. Sin embargo, esa realidad se ha modificado 180 grados gracias al trabajo realizado y hoy Durango es noticia por los esfuerzos y resultados que su Gobierno alcanza en materia de inversiones, proyectos emprendedores exitosos, reducción de la pobreza, solidaridad con el resto del país y un liderazgo social, político y económico indiscutible.

La llegada de nuevas empresas a tierra duranguense no es producto de la casualidad, sino del empeño de Jorge Herrera Caldera por modificar la realidad de su Estado y a base de trabajo, constancia y astucia colocarlo en los radares de las grandes inversiones internacionales.

Hombre austero, con hondas raíces familiares, que dedica arduas jornadas de trabajo a favor de su Estado y que ha desplegado una amplia interlocución con diversos servidores públicos, empresarios, académicos, periodistas y sociedad civil, Jorge Herrera Caldera se muestra incansable para seguir a pie juntillas la hoja de ruta trazada: llevar a Durango a mayores estadios de desarrollo en todos los sentidos.

Para ello, Jorge Herrera Caldera no conoce de horarios ni de días festivos, pues su sincero y auténtico sentido del deber y del servicio público, lo ha convertido en el primer promotor de Durango y de sus potencialidades.

Gracias a su empeño y perseverancia, aún en contextos adversos como la severa sequía que secó al Estado hace unos años y que también cerró la llave del presupuesto bajo un Gobierno federal panista que obedecía una lógica electoral, Jorge Herrera Caldera demostró que cuando existe voluntad, capacidad y visión, aún el peor de los retos puede ser superado airadamente. Y así sucedió: Durango ha logrado reponerse y ha sido el líder en el impulso de medidas audaces que prevengan situaciones tan alarmantes como la antes descrita.

Su labor de comunicación con legisladores locales y federales ha permitido que en el Estado se viva un ambiente de cordialidad, respeto y cooperación en torno a los proyectos y acciones públicas que buscan resolver la problemática social y económica.

Sin duda, Durango ha alcanzado la Constitución local más vanguardista y garantista del país, pues no solo garantiza la observancia y respeto de los derechos humanos de primera, segunda y tercera generación, sino que yendo más allá de la federal ha logrado plasmar derechos humanos de cuarta generación.

Se trata del resultado de un amplio y basto proceso de reforma del Estado, el cual culminó en la Constitución local que fue la primera en todo México en armonizarse con las reformas transformadoras impulsadas por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y ponerlas en acción.

Nada menos, Jorge Herrera Caldera ha concretado una inversión por aproximadamente dos mil 250 millones de pesos en el sector de autopartes, destinada a proveer de piezas a armadoras como Ford y BMW.

Con ello, la entidad duranguense fortalece su vocación automotriz al contar con 20 plantas del sector instaladas en su tierra y que de manera directa emplean a más de 25 mil duranguenses.

Ello no ha pasado desapercibido por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, que integra a 15 de las marcas más emblemáticas del sector, la cual ya ha considerado a Durango como una plataforma global de negocios.

Lo anterior debido a su posición geográfica, incentivos, capital humano, calidad de vida y la conectividad que el gobernador Jorge Herrera Caldera se ha preocupado por crear, contando en la actualidad con transporte multimodal, seis ejes carreteros de primer nivel, 116 caminos y carreteras rehabilitados y el puente Baluarte, orgullo de la ingeniería mexicana y que es el más alto en su tipo.

Pero no es la única buena noticia en tierras duranguenses, pues en la actualidad se construyen nuevos gasoductos, una planta de ciclo combinado y numerosos proyectos de energía renovable.

En materia educativa, en Durango le han apostado a la instrucción de la juventud y por ello, se han creado 27 nuevas universidades, buscando con ello preparar a los futuros profesionistas que requerirán las inversiones que requieren capital humano.

Con un Estado que crece y supera su máximo potencial, Jorge Herrera Caldera ha entrado en su sexto año de Gobierno, convencido de legar a su sucesor un Durango en movimiento. Y no hay duda que así es.
camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov