imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • Justicia para Videgaray

 

Ante el triunfo de Donald Trump en las elecciones generales estadunidenses, hay que recordar que el único funcionario que tuvo la visión de acercarse al entonces candidato e invitarlo a México, fue Luis Videgaray Caso. Por su perspicacia y “gran colmillo”, Videgaray fue obligado a renunciar a la Secretaría de Hacienda, a dejarse la barba y portar lentes oscuros para no ser reconocido en la calle, y tal vez agredido.

Creemos que el pueblo y el Gobierno mexicano están moralmente obligados a subsanar esta clara injusticia; el primero, restaurando a Videgaray en los altos niveles de respeto y admiración que se le profesaba; el segundo, o sea, el Gobierno federal, reinstalando a Don Luis como secretario de Hacienda y, abiertamente, como el más cercano consejero del Ejecutivo.

Es también justo y necesario recompensar de algún modo a la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu,  quien, en lo más álgido de las críticas a quienes habían invitado al hoy Presidente Electo a México, durante su comparecencia senatorial por la Glosa del IV Informe de Gobierno, atajó los reclamos al señalar que fue necesaria la reunión con Trump para manifestar el rechazo e indignación del Gobierno por los señalamientos xenófobos del magnate estadunidense contra los mexicanos.

“Yo tuve conocimiento de esta decisión de sostener una conversación directa –reconoció doña Claudia-: La Cancillería fue responsable de entregar las cartas a los equipos de ambos candidatos, donde se manifiesta la voluntad del Presidente de sostener un diálogo directo, que en el caso del candidato republicano se antojaba más necesario, toda vez que en distintas manifestaciones ha expresado el desconocimiento de México, la ignorancia sobre la relación bilateral, y una visión estereotipada que no corresponde a la realidad de los mexicanos.”

No se nos ocurre de momento el premio adecuado para la jefa de la Diplomacia mexicana. Piernas no necesita, porque ya tiene las dos mejores de los Gabinetes legal y ampliado. Será mejor que ella lo medite, y exprese sus deseos con la elegancia y sutileza que la caracterizan.
Candidat@s, no inviertan en encuestas: sirven para dos cosas

Y a quienes requieren conocer opiniones y estados de ánimo de la sociedad, como gobernantes, jefes de partidos políticos y candidatos potenciales a puestos de elección popular, estaban  extremadamente escamados por los estrepitosos fallos de las encuestas de opinión en los casos de la salida de Inglaterra de la Unión Europea, el “Brexit”, y de la respuesta del pueblo colombiano al referendo sobre la paz con las FARC. En ambos casos, los más caros demoscopistas de Europa y los Estados Unidos ni siquiera se acercaron a lo que resultó la respuesta final: un Sí en lugar de un No en el primer caso, un No en lugar de un Sí en el segundo.

Y, por supuesto, se esperaba que se reivindicaran en las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Durante 18 meses dieron a Clinton como favorita, y todavía a las 9 de la noche le calculaban un 80 por ciento de posibilidades de triunfo. Cinco horas más tarde, la señora le estaba hablando a Trump para felicitarlo.

Y la tercera es la vencida.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx