imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • La vida en rosa

La vida en rosa fue la canción insignia de la compositora y cantante francesa, Édith Piaf, quien la popularizó en 1946. La letra fue escrita por Piaf y la melodía por Louiguy (Louis Gugliemi). Dos versos en el texto francés, podrían volver a tomar vida en la campaña electoral del Estado de México: “ Voila le portrait sans retouche, del’homme auquel j’appartiens; “he aquí el retrato sin retoques, del hombre al que pertenezco”.

Y es que Alfredo del Mazo III, candidato del PRI a la gubernatura de la vecina entidad se ha pronunciado como “gobernador de las mujeres” y promotor del “Salario Rosa” como resorte para empezar a ganárselas. De ahí a proclamar La vida en rosa como himno de batalla, no falta gran cosa.
SEIS SIGLOS PARA DARLES ALMA, SIGLO Y MEDIO PARA DARLES VOTO… Y SIEMPRE FUERON LA MAYORÍA

Fue hasta el año 585 de nuestra era que los padres de la Iglesia, reunidos en el segundo concilio de Macon-una pequeña ciudad en el centro de Francia a 400 kilómetros de París– aceptaron que la mujer tenía alma (para muchos, la jerarquía se adelantó irresponsablemente… quizá por estar en Borgoña, influidos por la degustación de los mejores vinos del mundo), y fue hasta el 17 de octubre de 1953 que el presidente Adolfo Ruiz Cortines promulgó las reformas constitucionales que otorgaron el voto a las mujeres en el ámbito federal.

Durante la mayor parte de ese tiempo, ha habido en el mundo, y en México, más mujeres que hombres. Según el censo de 2010, había 2.5 millones, que a estas alturas bien pueden haber llegado a los tres millones.

Sin embargo, durante todo este tiempo, los candidatos de todos los partidos ignoraron esta verdad.

Coqueteaban con las mujeres, sí, y más o menos las organizaban, pero la convicción que prevalecía, y prevalece aún en muchos casos, era que el voto mexicano era una unidad compleja, esencialmente familiar, donde las mujeres votaban por quien les sugería o mandaba el padre o esposo. Una faceta más de la sociedad patriarcal y machista que muy a desgano ha estado desprendiéndose –o haciéndose como que se desprende- de privilegios seculares, al documentar políticas como la igualdad de géneros en candidaturas y otros reconocimientos a la realidad aritmética y social que los cacheteaba cada tres y seis años.
Y DEL MAZO DESCUBRE EL HILO ROSA

¿Reconocimiento sincero, sensibilidad, astucia, estrategia obligada ante la competencia de puras mujeres? Por las razones que sean, la campaña tricolor en Edomex se centra en las mujeres y en proyectos como el “Salario Rosa”, el “Transporte Rosa” y las “Universidades Rosa”. Estas últimas se crearían en varios municipios sin centros de enseñanza superior; el transporte exclusivo para mujeres que ya se ha ensayado en la capital con resultados extremadamente modestos y el “Salario Rosa”, que consistirá en el pago a las amas de casa, por parte del Gobierno, de un estipendio de mil 200 pesos bimestrales por el trabajo realizado en sus hogares.

Curiosamente las candidatas del PAN y Morena-que junto con del Mazo conforman el trío de donde saldrá ela gobernador@-se han decantado por orientaciones tradicionales que nada tienen que ver con el género. La panista Vázquez Mota, con una minuciosa obsesión con los cuerpos policíacos; la maestra Delfina Gómez, ofreciendo un Gobierno sin corruptos ni ladrones.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx