imagotipo

Juego de palabras

  • Gilberto Destrabau

  • México, el lugar de las eternas vacaciones

Ahora que estamos de vacaciones, muchos nos preguntamos si no sería maravilloso que esta dorada ociosidad fuera perenne. Un sueño imposible, pensarán algunos, pero es matemáticamente cierto: en México, las vacaciones son eternas.

En México es una leyenda urbana que los burócratas no trabajan, que se repite mitad con sorna, mitad con envidia, y que se completa con la conclusión, de que lo que hay que hacer para resolver nuestros particulares problema es conseguir una chamba en la administración pública.

Pero la aplicación de los más sofisticados algoritmos ha demostrado que la leyenda es realidad y que ciertamente los burócratas no trabajan. Pero eso no es lo más asombroso: lo verdaderamente espeluznante es que en México no trabaja nadie. Y podemos probarlo:

Descontemos en primer lugar 52 sábados y 52 domingos, esto elimina 104 días de los 365 que contiene el calendario que nos rige. De los 261 restantes, sabemos que en una jornada de 24 horas se dedican 16 a descanso, transporte, diversión. Esto equivale a cuatro mil 176 horas o, lo que es lo mismo, 174 días.
Menos:

el 1 de enero………………un día

el 5 de febrero…………………….un día

el 24 de febrero……………………un día

el 21 de marzo…………………….un día

el 1 de mayo……………….un día

el 5 de mayo……………………….un día

el 15 y 16 de septiembre…………dos días

el 20 de noviembre………………..un día

celebración del Día de las Madres, el Día de Muertos, el Día de las Guadalupes y el Día de la Raza…………………cuatro días

vacaciones de Semana Santa …..siete días

vacaciones de mayo………………15 días

vacaciones anuales…………………30 días

ausencias por enfermedad…………15 días

Gran total de días no trabajados……¡365!
Lo cual demuestra que los mexicanos, raza astuta y aguzada, han aprendido de corazón todas las máximas que le han enseñado en contra de ensuciarse las manos y el cerebro con la obligatoriedad laboral. Como por ejemplo:

-el trabajo es sagrado ¡no lo toques!

-el trabajo es la maldición de las clases que beben.

-el trabajo es lo que otras personas inventan para que uno las haga.

-el vivir trabajando es un estado natural. El vivir sin trabajar es un estado ideal.

-si a la gente le gustara de veras trabajar aún estaríamos labrando la tierra con un palo, y cargando los bultos en la espalda.

-hay muchas personas que no se deciden a buscar trabajo por miedo de encontrarlo, pero en realidad les encanta: pueden estar horas y horas viendo trabajar a otros.

-Dios maldijo a Adán con el trabajo y, para asegurarse de que la divina maldición se cumpliera, arregló sus órganos digestivos y sexuales de manera que lo único que pudiera hacer durante ocho horas seguidas, fuera dormir y trabajar.

-el exceso de trabajo nunca ha matado a nadie… pero no hay que correr el riesgo de ser el primero.

-el que trabaja con las manos es un obrero; el que trabaja con las manos y la cabeza es un artesano: el que trabaja también con el corazón es un artista, y el que trabaja con los pies es un deportista. Más lejos no se puede ir.
El GRAT

Con base en las estadísticas iniciales de este tratado, en la dulce Francia, cuna de la civilización, se ha formado el GRAT, o sea, “ Grupo de Resistencia en favor de la Abolición del Trabajo”.

La primera acción del GRAT es pedir a las organizaciones “humanitarias y de izquierda” que hagan lo posible por terminar con toda forma de trabajo en Francia.

Sí: hoy Francia, mañana el mundo.

Buenos días. Buena suerte.

juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx