imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • #Ladybolsita

Posiblemente algunos lectores hayan notado que este humilde escriba, y publicano, pero nunca fariseo, evita en lo posible darle espacio a Andrés Manuel López Obrador y a Donald Trump. Considero que ellos empujan una agenda perversa, y evito engordarles el caldo, aun en las modestas proporciones de la olla que configuran estas líneas.

Pero, como decía Oscar Wilde, uno puede evitarlo todo, menos la tentación. Los dos se pusieron de pechito y ahí les va.

AMLO fue balconeado por su bejarana Eva Cadena, a quien he rebautizado #Ladybolsita, porque pidió una para guardar los 500 mil pesos en efectivo que recibió para entregárselos a su jechu. Como dijo el presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, “ahora sabemos por qué no tiene tarjetas de crédito o cuenta de cheques: porque López Obrador vive de dinero en efectivo de procedencia ilícita. La respuesta es clara y la respuesta es cruda”.

Con base en lo anterior, Ochoa Reza pidió a las autoridades investigar a profundidad la red de corrupción de López Obrador, pues los recursos que recibe posiblemente provengan del crimen organizado.

Por su parte, el presidente panista Ricardo Anaya calificó a AMLO como “un farsante corrupto” que ha engañado a los ciudadanos y que personajes como él dañan al país y a los mexicanos.

Por su parte Donald, también conocido como “El Pato” –por su tocayo disneyano– celebró sus primeros 100 días –ese trágico lapso napoleónico que los gobernantes se apuran en festejar, quizá por la duda de que se vuelvan a presentar otras oportunidades– con un fracaso al menos tan estruendoso como la derogación del Obamacare, cuando ahora tuvo que retirar su exigencia de que el Congreso le otorgara mil 400 millones de dólares para comenzar la construcción del Muro de la Ignominia. No hacerlo le hubiera costado la parálisis del Gobierno que ahora encabeza, lo que en realidad, podría haber resultado beneficioso para su país, pues la anquilosis sería preferible a los movimientos frenéticos y convulsos que ahora se trasmiten desde la Oficina Oval.
USAR LA MAYORÍA PARA SACAR LEY DE SEGURIDAD INTERIOR

En la Cámara de Diputados el PAN pretende mantener por diez años o para siempre –lo que ocurra primero- a las Fuerzas Armadas haciendo trabajos de seguridad pública al margen de la ley.

Antes de concluir el periodo ordinario de sesiones en diciembre pasado, los diputados priístas César Camacho y Martha Tamayo presentaron una iniciativa de Ley de Seguridad Interior, cuyo objetivo central es regular los tiempos, formas, lugares y condiciones en que el Ejército y la Marina tuvieran que entrar a fortalecer a las corporaciones policíacas, a fin de preservar la seguridad pública.

Las cosas se complicaron el jueves pasado cuando de nueva cuenta el PAN y la izquierda rompieron el quórum para evitar que se aprobara una reforma a la Ley de Vida Silvestre que previamente había sido avalada en la comisión de Medio
Ambiente.

Hoy el clima en San Lázaro está enrarecido cuando estamos a cuatro días de que concluya el periodo ordinario de sesiones. Sin embargo, todavía puede haber sorpresas, pues César Camacho, líder de los legisladores priístas, advirtió que hará valer la mayoría plural integrada por su bancada y la del PVEM, la de Encuentro Social y Nueva Alianza, para sacar adelante la controvertida legislación.
Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx