imagotipo

Juego de palabras

  • Gilberto Destrabau

Junio 4: la danza de los millones

En las elecciones del próximo domingo cuatro de junio el voto más caro será el de los nayaritas: 222 pesos por piocha. El más barato el de los veracruzanos, 193 pesos. En el Estado de México costará 209 pesos votar, y en Coahuila 195.

Los anteriores datos se encuentran en un reporte elaborado por la consultora Integralia que difunde el portal de Expansión, acompañados de varias instancias más para documentar nuestro masoquismo.
EDOMEX RECIBE 300 MILLONES MENOS

El presupuesto para elegir gobernadores en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, más 212 ayuntamientos en Veracruz, es de 4,028 millones de pesos. Esta cantidad la aportamos usted y yo para la operación de los órganos electorales, para los partidos políticos y para las actividades de campaña de los candidatos.

El Estado de México, como es lógico por su mayor padrón, recibe casi la mitad del presupuesto electoral de 2017, dos mil 368 pesos. Curiosamente, esta cantidad resulta 11.8 por ciento menos a la de 2005, cuando fue electo gobernador el hoy presidente, Enrique Peña Nieto.

Coahuila recibirá 403 millones de pesos para renovar su gubernatura, Nayarit 181 millones y lo que sobre se gastará en Veracruz.

Los cuatro Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs) reciben la mayor cantidad de dinero para el ejercicio, dos mil 368 millones. La segunda mayor partida, mil 383 millones, va al financiamiento público de los partidos políticos, tanto para las campañas electorales, como para sus actividades ordinarias.

En el reparto, los partidos del Estado de México se quedan con 824.56 millones de pesos; detrás se encuentran Veracruz —donde no se elegirá gobernador, pero sí, como queda dicho, a 212 alcaldes—, con 322.8 millones; Coahuila, con 176 millones, y por último Nayarit, con 60 millones.

Entre los partidos políticos, el PRI recibe 369.9 millones, seguido del PAN con 264.7 millones, de Morena, con 172 millones  y del PRD, con 170.
NO CONFORMES, LOS GRINGOS INVADEN MÁS

Como usted seguramente recordará, en 1848, mediante los tratados de Guadalupe Hidalgo, Estados Unidos le arrebató a México la mitad de su territorio, dos millones 378 mil 539 kilómetros cuadrados, a cambio de 15 millones de dólares.

Pero no quedaron satisfechos: cinco años después se consumó lo que se llamó “ Venta” de la Mesilla, donde los estadunidenses, con un ejército preparado para volver a invadir si Santa Anna se negaba a vender, adquirieron 76 mil 845 kilómetros más en el sur de los hoy Estados de Arizona y Nuevo
México.

En total, el robo descarado alcanzó la cifra de dos millones 455 mil, 384 kilómetros cuadrados.

Pero todavía se quedaron con más, esta vez sin ningún disimulo. Luego de años de revisar estudios donde se afirmaba que territorio mexicano está del lado de la frontera con Estados Unidos, el senador Patricio Martínez presentó recientemente un peritaje hecho por un grupo de ingenieros expertos en donde se comprueba que 8 mil hectáreas que corresponden a la zona Juárez-El Paso, fueron sustraídas del territorio nacional, y se encuentran ahora en el Estado de Nuevo México, cuando debieran estar en el Estado de Chihuahua. Ilegalmente también, Estados Unidos detentan un vértice de la frontera en Sonora con Arizona, con una diferencia de siete kilómetros.
Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx