imagotipo

Juego de palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Los ocho noes de Ochoa

El próximo sábado 12 de agosto se celebrará la sesión plenaria de la XXII Asamblea Nacional Ordinaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) donde se espera la asistencia de 12 mil delgados, encabezados por el presidente Enrique Peña Nieto.

Según la convocatoria, entre el dos de mayo y nueve de julio pasado se llevaron a cabo las reuniones de los sectores y organizaciones, organismos especializados y organizaciones adherentes del partido.

Entre el 12 de mayo y el 9 de julio se realizaron asambleas municipales y delegacionales en la Ciudad de México; también se llevaron a cabo las asambleas estatales y en la capital del país.

Entre el cuatro y el cinco de agosto se instalaron y desarrollaron los trabajos de las cinco mesas temáticas: “Visión de futuro”, “Rendición de cuentas y Ética”, “Declaración de Principios”, “Programa de Acción” y “Estatutos”.

Desde el pasado seis de agosto y hasta el viernes 11, la Comisión Nacional de Dictamen elabora los textos que pondrá a consideración de 12 mil delegados reunidos en Insurgentes Norte 59.

Y el sábado 12, como queda dicho, se realizará la sesión plenaria de la XXII Asamblea Nacional.

Los ocho noes de Ochoa

Aunque se mantiene un hermetismo total sobre el contenido de las conclusiones en proceso de dictaminación, al parecer éstas responden a ocho negaciones sobre las que ya han hablado en repetidas ocasiones el presidente del Comité Ejecutivo Nacional, doctor Enrique Ochoa Reza, y otras personalidades representativas del priísmo. A saber:

1.- No hubo temas tabú.

2.- No hubo vetos para ninguna propuesta razonable.

3.- No se mantuvieron candados para ningún tipo de candidaturas.

4.- La asamblea no fue una simulación.

5.- No hubo ningún tipo de limitación ni compromiso.

6.- El presidente peña no dio ningún tipo de instrucciones a los asambleístas.

7.- No se descartaron posibles candidaturas a diversos puestos de elección de los miembros del Gabinete.

8.- No habrá apelación a las decisiones de la Asamblea.

El dirigente que más recientemente analizó las condiciones de los trabajos fue Alberto escamilla Cerón, secretario general del Movimiento Territorial, quien reveló que en la reunión de los sectores y organizaciones con el presidente Ochoa Reza, éste garantizó que no ha sido vetado ningún tema y que todo aquel que ha querido aportar y construir ha sido escuchado.

El líder del Movimiento Territorial priísta observó que la XXII Asamblea se celebra en momentos en que el PRI, desafortunadamente, no vive sus mejores momentos y los priístas “no pueden darse el lujo de estar cerrando accesos y mucho menos aferrarse a la idea de que solo cuentan los militantes, porque dentro del gobierno hay mucha gente valiosa que ha dado buenos resultados, que ha dado muchos años de su esfuerzo, talento y dedicación, pero que no está inmersa en la vida partidista”.

Lo anterior, subrayó, Escamilla Cerón, no quiere decir que no participen en la vida política, en la vida partidista, y como han dado buenos resultados, es justo tomarlos en cuenta, no solo para la candidatura presidencial, sino para todas las candidaturas.

Las nuevas banderas del PRI

Finalmente, dijo Escamilla, se llegará a la plenaria en un ambiente de unidad y hablando ya de las causas que tiene que abanderar el PRI, de cómo consolidarse para las elecciones de 2018 y de la formación de nuevas generaciones de priístas.

Buenos días. Buena suerte

juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx