imagotipo

Juego de palabras

  • Gilberto Destrabau

Amapola, lindísima amapola…

La canción de José Lacalle va camino de convertirse en el himno estatal de Guerrero. Ya desde mediados del mes pasado había comenzado a pelotearse el tema, pero fue hasta ayer que el partido Movimiento Ciudadano (MC), presentó en el Congreso local un proyecto de decreto que legalizaría el cultivo de la amapola con fines medicinales.

Héctor Astudillo Flores, quien tomó posesión como gobernador el 27 de octubre de 2015, hizo suya inmediatamente la propuesta de legalización, pues la considera una opción para reducir la violencia en su Estado, el principal productor de base para la heroína en México.

Primero la mota, ahora la goma

Desde un punto estrictamente técnico, legalizar la producción de goma de opio, que es lo que se obtiene en Guerrero de la amapola, con fines médicos, es factible. Aparte de la heroína, que es una droga fatal, con opio se produce  morfina, quizá el medicamento más efectivo contra el dolor, y el 92 por ciento de cuya producción se consume en países donde vive apenas el 17 por ciento de la población mundial. Así que su demanda. por más de 62 mil millones de personas, está asegurada.

Entonces, los expertos coinciden en que cultivar amapola con fines médicos es factible y hasta necesario, aunque dudan de su efectividad como herramienta para reducir la violencia vinculada al narcotráfico.

Sin embargo, el gobernador Astudillo dice estar convencido de que el cultivo y la comercialización legales de la amapola podría ser una opción para romper la dependencia de los campesinos de Guerrero con el crimen organizado, para el que la heroína es un negocio creciente.

El escenario actual es que los campesinos guerrerenses cultivan medias hectáreas de amapola y ponen a sus hijos pequeños a extraer la goma, que los cárteles compran al precio que quieren.

Los campesinos aceptan porque es la única fuente de ingreso de dinero en efectivo, puesto que sus otros cultivos -como maíz- generalmente son para el autoconsumo.

El diputado local y coordinador de la fracción parlamentaria de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja, quien presentó la iniciativa de legalización en el Congreso local, dijo que lo que se busca es “convertir una amenaza en una oportunidad”.

“No se puede mantener un enfoque punitivo cuando además no hay alternativas para los productores, los campesinos o mueren de hambre o mueren de desesperanza”, clamó Mejía, quien además señaló que el prohibicionismo extremo de diversas drogas “se volvió en un escenario de muerte y destrucción”.

Al respecto recordó que incluso “hay quienes sostienen que gran parte de la tragedia de desaparición forzada de los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa, tiene que ver con este tráfico escandaloso de heroína que tiene como epicentro a la ciudad de Iguala”.

Pero eso sí, no se legalizará la cocaína

Tal como están las cosas, el uso medicinal de la marihuana está a tiro de corcholata, y es factible que la amapola se suba a ese carro. Pero en lo que sí están de acuerdo los especialistas es que la cocaína, que también tiene usos medicinales, llegue a legalizarse aquí.

La razón es evidente: porque México no es productor de hoja de coca.

Buenos días. Buena suerte

juegodepalabras1@yahoo.com/ Sitio Web: juegodepaslabras.mx