imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • Semana Azteca presenta:Por primera vez no les tiembla la mano

Lo que va del siglo XXI ha estado lleno de amagos separatistas en Europa: Escocia, Cataluña, Grecia, Holanda, Irlanda. Pero a todos les tembló la mano en el momento decisivo, y la unidad prevaleció. Hasta ayer.

Ya Shakespeare, hace cinco siglos, hablaba en su “Ricardo II” de Inglaterra, como “de esta fortaleza construida por la propia naturaleza contra la infección”, y del mar que le servía como muro y foso “contra la envidia de tierras menos felices” . El insularismo de la Gran Bretaña es proverbial. Jamás se sintió europea y se necesitó medio siglo para que venciera el temor a un túnel submarino que la uniría al continente (temor que el tiempo ha justificado, pues es la brecha por donde se le cuelan miles de inmigrantes ilegales).

Ayer, al votar por la salida de la Unión Europea, consumó lo que muchos llamaron su “Día de Independencia”.

La decisión de Inglaterra de abandonar la UE afecta directamente a los protagonistas, evidentemente, pero también al resto del mundo como ya están enterados hasta quienes de lo inglés, solo conocen el gallito (este es el gallito inglés, tómalo con disimulo, córtale cabeza y pies, y etc. etc.). A México le adelanta algo que de todos modos iba a ocurrir: un dólar que inicia la década de los 20s, y tasas más altas en el precio del dinero. También tendrá que firmar un acuerdo de libre comercio aparte con Londres, pues ya el “otro Edén” no está cubierto por el tratado entre nuestro país y la UE. Y claro, algo nos tocará de la brutal devaluación de la libra y la caída generalizada de las bolsas.

Pero el resto de Europa ha recibido el Brexit como el proverbial “¡vieja el último!” Eufórica, la ultraderecha holandesa está exigiendo un referendo para lo que sería un “nedexit”, y en Francia, el “franxit” toma fuerza impulsado por Marine Le Pen y sus radicales.

Los escoceses quieren repetir su referendo para separarse de Inglaterra y ellos sí, rejuntarse con Bruselas, el mismo proyecto de los catalanes y vascos respecto a Madrid. La misma Bélgica, sede de la Unión Europea, podría partirse a la mitad entre flamencos y balones.

Total, que la isla cetrada que cantaba el Bardo, metió el cetro en la colmena y sumió al mundo en el caos. No tan peor como el de Oaxaca, pero es que ellos no tienen CNTE.
LOS INSOPORTABLES DE LA SEMANA

Ricardo Anaya Cortés, presidente del Partido Acción Nacional (PAN). Confirmando lo bien puesto del apodo de “Anaquiavelo” que le han otorgado sus comilitantes; el naucalpense se pasea por su Estado amarrando la coalición PAN-PRD con la que insiste en lanzar a Josefina Vázquez Mota. Ella ha dicho que no quiere, pero él la sigue cultivando.

Mientras tanto, Margarita Zavala le exigió limitarse a sus labores partidarias, o a declarar que es aspirante a la Presidencia, para que ya no use los recursos del PAN para pagar encuestas que lo ponen por encima de la exprimera dama.

José Reyes Baeza, director general del ISSSTE, dice que el acuerdo de universalización de los servicios de salud no significa privatización. Que se los explique a los médicos, porque andan alebrestados.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx