imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • Una sopa de su propio chocolate

 

El Gobierno de los Estados Unidos está pendiente del mínimo desorden en cualquier país, para recomendar a sus ciudadanos que no lo toquen ni con el pétalo de un dólar. A México lo han raspado varias veces. Con tales  advertencias Foggy Bottom hace como que cuida a sus  ciudadanos, aunque en realidad lo que está cuidando es su propia industria turística, que se queda con los viajeros renuentes a asomarse al exterior.

Luego de la muerte de Alton Sterling en Luisiana, Philando Castile en Minnesota y cinco policías en Dallas, varios Gobiernos –no el de México, hasta el momento– han señalado a sus nacionales que esos frecuentes tiroteos entre personas de la comunidad negra y la Policía pueden ser una amenaza para su seguridad.

Como el de Bahamas, país cuya población es mayoritariamente negra. También los de Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Canadá, Inglaterra y Australia. Estos últimos se muestran especialmente preocupados por el peligro que podrían correr sus ciudadanos homosexuales y transexuales. “Estados Unidos tiene una sociedad con actitudes extremadamente diversas hacia las personas LGBT que difieren enormemente en todo el país”, subrayan, “los viajeros LGBT pueden verse afectados por la legislación aprobada recientemente en los estados de Carolina del Norte y Misisipi”.

Pa’ que sepan lo que se siente.
EL INE Y LOS CASTORES

Un proxeneta, que asistía por equivocación a una reunión familiar, hizo conversación con una dama que finalmente, le hizo la pregunta inevitable:- ¿Usted a qué se dedica?

-Yo  –respondió el chulo con un guiño– soy castor.

La señora se quedó confundida y, picada su curiosidad, en cuanto llegó a su casa buscó en el diccionario y encontró: “castor.- Animal que construye sus casas con el rabo”.

Líbreme san Juditas Tadeo de los malos pensamientos, pero todo parece indicar que el Instituto Nacional Electoral (INE) le quiere hacer al castor en el proyecto de construcción de sus torres gemelas.

Como lo más probable es que difícilmente le saquen un quinto más a Videgaray –salvo que resulte candidato– han decidido financiar sus rascacielos con dinero de los partidos. No quitándoles prerrogativas, que aquellos no se dejarían ni arrastrados por caballos salvajes, sino por el civilizado método que va del golpe en la muñeca al asalto en despoblado: las multas.

Así, presionados porque ya van a tener  que pagar 50 millones  por el proyecto, en su último Consejo General decidieron  multar a todos los partidos, a los nueve. Al PRI lo multarán con 67 millones, al PAN con 47, al PRD –que no tiene ni en qué caerse muerto– con 65, a Morena con 39, al PT con 40 y así hasta redondear 355 millones.

Con eso no les alcanza, porque ya sabemos cómo se construye en México –véase la Estela de Luz, que se presupuestó en menos de 100 millones y terminó costando mil– pero “no hay purrún”. En dos años viene la grande, y de ahí van a sacar hasta para baños de mármol.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx