imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • Semana Azteca presenta: Cáncer de piel o huachinango a la veracruzana

Ahora que recién se aprobó el Sistema Nacional Anticorrupción, hay que mirar con detenimiento la actividad que se ha venido desarrollando en el poder Legislativo, particularmente en la Cámara de Diputados, en donde, sin estridencias, hay trabajo serio y constante. Los liderazgos, en este sentido, han sido vitales para lograrlo, especialmente el de César Camacho, pues sin su oficio político y prudente conducción para orientar el debate libre y la confrontación de posiciones partidistas, la actual legislatura hubiera navegado en el
desorden.
LOS INSOPORTABLES DE LA SEMANA

Donald John Trump, candidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos.- Es un truco de quienes buscan hacerse con el poder, encapsular sus programas en una palabra fetiche, como “comunismo” “ bolivarianismo” y “ justicialismo”. Ahora el mundo se enfrenta a otro profeta que ofrece su doctrina envuelta en papel dorado: americanismo.

Si Trump gana, lo cual no es tan imposible como mucha avestrugente cree – porque le está hablando a los estadunidenses más reaccionarios, a los racistas, a los xenófobos, a los que en 200 y tantos años de república no han permitido que se apruebe una ley que impida el libre tráfico de armas, a los aislacionistas, a los neonazis y exkukluxklanes – al mundo le estallará en las manos este “americanismo” y es probable que se vea  obligado a vivir nuevos episodios de pesadillas. olvidadas, como la doctrina Monroe – América para los americanos -, la política del gran garrote, la fantasía que Estados Unidos es una gran isla autosuficiente que no tiene por qué comerciar ni relacionarse con otros países, los campos de concentración para extranjeros – como los que se usaron para encerrar a japoneses de ciudadanía americana durante la Segunda Guerra Mundial – y la desestabilización de regímenes antimperialistas.
Cáncer de la piel o huachinango a la veracruzana.- Como están clasificados “de cuidado personal”, los bloqueadores solares o filtros ultravioleta carecen de regulaciones ambientales sólidas. Ni en México, Estados Unidos o Europa son sometidos a pruebas tóxicas estrictas, como ocurre con un fármaco, por lo que ninguno es totalmente seguro y constituyen un nuevo grupo de contaminantes emergentes que pueden alterar los ecosistemas marinos y llegar a poner en peligro la salud humana.

Lo anterior fue dado a conocer por la doctora Gabriela Rodríguez Fuentes, investigadora de la Facultad de Química de la UNAM en Yucatán, quien explicó que los bloqueadores solares pueden ser orgánicos e inorgánicos. Los primeros funcionan como una pantalla que absorbe la energía de la radiación UV y en altas concentraciones, hacen que varios peces como la carpa y la trucha arcoíris, presenten alteraciones endocrinas y estrés oxidante. Las presentaciones comerciales incluyen una mezcla de hasta siete distintos protectores orgánicos e
inorgánicos.

Así que ya sabe usted. Quizá en los próximos veranos se vea usted ante la desagradable disyuntiva de exponerse al peligro de un melanoma por no usar bloqueador, o usarlo y morir envenado por un robalo estresado.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx