imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • Lo que el dinero no puede comprar

Con el dinero no se puede conseguir la pobreza, pero con la pobreza sí se puede conseguir dinero o sus equivalentes: poder político, fama académica y reputaciones humanistas.

Con eso de la danza de los viejitos México perdió su bono demográfico, pero conserva su bono pobretario. No es casualidad que pobretario y proletario sean casi homófonos y homógrafos. Por si usted ignora el origen del término “proletario”, se lo comparto con mucho gusto. Cuando el idioma se ocupó de ellos eran los pobres de los pobres, los que no tenían absolutamente nada y solo podían dar al Estado hijos: sus proles.

(En cuanto a las relaciones con el proletariado, su manipulador nato, la izquierda, se enfrenta a una parajoda exquisita. La izquierda consigue seguidores de entre los pobres ofreciéndoles mejorar sus condiciones de vida, empleos mejor pagados, casas propias, educación, servicios médicos. Eso ofrece, pero por definición no puede cumplir. Porque el día que la izquierda cumpla sus promesas, y como consecuencia inevitable no haya jodidos, la izquierda se queda sin clientes).

Creo que fue Lincoln quien dijo que Dios debería de gustar mucho de los pobres, pues hizo tantos de ellos. En efecto, hizo tantos, que aun los más optimistas de los filósofos y politólogos han profetizado que no se van a acabar nunca, que siempre estarán con nosotros.

Con el advenimiento de la democracia pericleana, y la para muchas absurda doctrina de un voto por persona -sin importar clase, raza, educación y preferencia sexual- lo lógico sería que fueran los pobres los que gobernaran, pues son la mayoría. Para evitar esta catástrofe permanente, se inventó la política.

LA MEDICIÓN DE LA POBREZA

Desde 2007, el INEGI y Coneval han trabajado de manera conjunta en los diseños conceptual y estadístico del Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS) y producido la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH) de los años 2008, 2010, 2012 y 2014, cuando el Instituto, en coordinación con Coneval, levantó el MCS con los mismos mecanismos.

Pero ayer, el Consejo Nacional de la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval ) anunció que no publicará la medición de pobreza durante el año 2015 ni su evolución, debido a que no concuerda con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografia (INEGI) el pasado 15 de julio.

El Coneval cuestiona la nueva metodología de INEGI para evaluar la captación del ingreso y algunos expertos la calificaron como una forma de que se registren menos pobres.

A fin de aclarar si lo de INEGI son sucias maniobrias -que diría Chava Flores- estaba previsto que ayer en la tarde los directores de ambas instituciones compareciesen en el Senado, para las aclarancias de rigor.

No politizar la medición de la pobreza

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, hizo un llamado a no politizar la medición de la pobreza en México, pero llega tarde porque la pobreza es política. Y tanto INEGI como Coneval están haciendo el trabajo de los partidos, los cuales deberían ser los especialistas en pobres, pues tienen en ellos su mayor yacimiento electoral.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx