imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • Caras la luz, la gasolina, el voto y el futbol

Alexis Carrel, Premio Nobel de Fisiología y Medicina, publicó en 1953 un libro titulado “L’homme, cet inconnu”. “El hombre, ese desconocido”. Inmediatamadremente los franceses se lo tiraron a choteo, y el librito fue rebautizado como “L’homme, cet con un”, “El hombre, ese coño desnudo”.

Viene la referencia a cuento porque, aunque no lo parezca, el tema central de este tratado es la austeridad, y si alguna vez alguien con vocación por lo inútil escribiera un libro sobre ella, bien podría imitar a Carrel y llamarlo “La austeridad, esa desconocida”. Y es que, como la manejan algunos personajes e instituciones, es evidente que nadie tiene la menor puta idea de con qué se come.
VIDEGARAY RECORTA PERO…

Por ejemplo, la burocracia mexicana es la más cara e ineficiente del mundo. Hechas todas las cuentas, se le destina más del 70 por ciento del presupuesto, lo cual significa, en devaluados pesos, bastante más de dos billones. Billones con “b”, o sea, millones de millones.

Según informes de la Comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) de la Cámara de Diputados, el gasto corriente durante los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón se mantuvo en una proporción de tres a uno sobre el gasto de capital, impactando negativamente en el desarrollo económico del país que, desde hace dos décadas, promedia una tasa de crecimiento anual de apenas dos por ciento. En lo que va del siglo, el Gobierno federal ha destinado 75 por ciento del presupuesto a la operación del aparato administrativo y solo 25 por ciento a proyectos de infraestructura u obras de inversión.

Análisis de la Cepal y el Banco Mundial coinciden en que México no solo se mantiene a la cabeza en crecimiento de su aparato burocrático, sino que ejerce partidas extraordinarias para una élite conformada por dos mil funcionarios con nivel de secretarios, subsecretarios, oficiales mayores, jefes de unidad y directores generales, así como 50 mil directores adjuntos, directores de área, subdirectores y jefes de departamento que reciben en sueldos y prestaciones más de 15 mil millones de pesos anuales.

Naturalmente, la kleptocracia saluda todos estos ejercicios como de una austeridad que avergonzaría a Diógenes.
LA AUSTERIDAD ELECTORAL: UNA DEMOCRACIA 18 VECES MÁS CARA

Según un estudio de la Fundación Internacional para Sistemas Electorales –IFES, por sus siglas en inglés-, la democracia en México es 18 veces más cara que en el resto de los países de Latinoamérica. Mientras el voto de cada ciudadano mexicano cuesta 17 dólares con 24 centavos –327 pesos con 56 centavos- el promedio en 13 países de la región es de 94 centavos de dólar. Por ejemplo, en Argentina, el voto emitido tiene un costo de 41 centavos de dólar; en Brasil, 29 centavos y en República Dominicana 6.84 dólares.

¿Esto lo hace el voto más caro del mundo?

Bueno… alguna vez le pregunté al maestro Fernando Marcos, cuál era el futbol más caro del mundo, y me contestó que el mexicano. Yo me extrañé, y él me explicó:

-Es que con el futbol que se juega en México, cualquier cantidad que se pague es criminalmente cara.

Buenos días. Buena suerte
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx