imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • Espantamantes (y su aplicación a la política)

 

En China ha surgido la industrialización del adulterio.

Encarna en el personaje del “espantamantes” -allá les dicen “ahuyentadores”- y creo que, con modificaciones mínimas, puede aplicarse al quehacer político mexicano, en varias áreas estratégicas.

Tal como se practica ahora en el ex (pero evidentemente decidido a recuperar el título).

Celeste Imperio, el oficio de espantamantes consiste en eliminar lo que en México se conoce como “segundos frentes”, y son empleados casi exclusivamente -o sin casi- por esposas engañadas. Hechos los exámenes de la situación y los arreglos económicos indispensables, el experto se acerca a la dama que estorba y, mediante manipulaciones -en uno de los ejemplos citados por el New York Times, la convence de aceptar un trabajo mejor pagado en una ciudad distante- la saca de la jugada y regresa el infiel a los brazos de la uxor.

Este proceso de separar a los hombres casados de sus amantes se ha convertido en una industria floreciente en China, y hay varias empresas especializadas en todas las grandes ciudades.Ellas se encargan de entrenar a las esposas para salvar sus matrimonios, mientras se introducen sutilmente en la vida de la amante, ganándose su amistad y confianza para que desaparezca.

La separación de los amantes suele iniciar con una investigación de la mujer involucrada. Un equipo de investigación, a menudo integrado por un sicoterapeuta y un abogado, analiza a los familiares, amigos, el nivel educativo y el trabajo antes de enviarle al ejecutivo de la cuenta.

Ya la interfecta clasificada -si actúa por dinero, sexo o amor- se diseña un plan. Están prohibidas las tácticas violentas, las amenazas o la involucración íntima con las damas.
EL “ESPANTAMANTES” EN LA POLÍTICA MEXICANA

Se me ocurren varias situaciones en que un operador del tipo de “espantamantes” podría funcionar en la política electoral mexicana. Por ejemplo: -el muy frecuente caso de que un militante de un partido político aspire a una candidatura, su partido se la niegue, y alguno de los demás partidos, o varios, le ofrezcan la nominación.

En este caso el espantamantes podría actuar en dos vertientes: directamente en el interesado, acudiendo a sus lealtades partidarias y de grupo, ofreciéndole posiciones importantes a él o sus familiares en otras áreas del Gobierno local o federal o buenas expectativas en actividades empresariales. La otra vertiente sería establecer contactos con los partidos que lo tratan de cooptar, informándoles  de las razones por las cuales fue rechazado por la dirigencia, de las vulnerabilidades del sujeto, de relaciones familiares o amistosas que lo pueden comprometer y en general, de todo lo que lo convierte en un mal candidato para cualquier partido.

-El caso de que dos partidos planeen aliarse contra un tercero. Este es un caso que se ha presentado ya en varias oportunidades -la más reciente y notable la posible alianza entre el PAN y el PRD contra el PRI de Peña Nieto en las elecciones de 2011- y que fue exitosamente evitada. La función del espantamante, que podría repetirse en 2017 consistió en… pero se nos termina el espacio.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx