imagotipo

Juego de Palabras

  • Gilberto Destrabau

  • Gilberto D Estrabau
  • Cazar maestros, deporte de moda

Desde el lunes 22, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) organizó brigadas para cazar a los maestros que sí dan clases en los territorios que controla, desafiando así el ucase de sus dirigentes, decididos a no volver a los salones hasta que no se abrogue la Reforma Educativa.

¿Qué harán los brigadistas con las hijas y los hijos desobedientes? Si continúan con sus prácticas acostumbradas las y los golpearán, raparán, les quitarán los zapatos, le pegarán en pecho y espalda letreros alusivos, y los sacarán a pasear descalzos por las calles de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán.

Pero los centistas no son los únicos discípulos de Nimrod que visitan los cotos. También desde el inicio de semana, la Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó un exhorto a los padres de familia para que reporten las escuelas cerradas y, si los conocen, los nombres de los maestros ausentes, a fin de descontarle sus emolumentos.

Ayer, la SEP estrechó su cerco: Otto Granados, subsecretario de Planeación, anunció que la plaza de Santo Domingo se convierte por plazo indefinido en Place de la Grève -ya sabe usted, el parque de París, frente al Ayuntamiento, donde se colocó la guillotina durante el Terror- pues, a medida que lleguen de las autoridades estatales las constancias de cuatro faltas consecutivas, se comenzarán a procesar los despidos de los maestros disidentes.

Los maestros por su parte han entrado en el espíritu del deporte y también se han dedicado a cazar. Cazan coches, tráileres, camiones para instalar sus bloqueos, cazan casetas de cobro para impedir los cobros oficiales y dejan pasar los vehículos a cambio de una propina, cazan a funcionarios de Gobernación y, sueño dorado de todos los que cargan una carabina virtual, tratan de cazar a Aurelio Nuño, para sentarlo a una mesa de negociación. Pero eso, nos tememos, no lo verán sus pecadores ojos.
LOS MADEROS DE SAN JUAN, PIDEN PAN Y NO LES DAN

Gustavo Adolfo Madero, expresidente del Partido Acción Nacional, exlíder de sus grupos parlamentarios, exprotocandidato presidencial, hoy reducido a la humilde condición de banquero – digo, porque lo tienen amarrado a la banca- en San Lázaro, armó una las coloridas guachafitas que no ha mucho eran su marca registrada, acusando al peloncito que hasta hace poco le cargaba el portafolio de felón, tránsfuga, apóstata, alevoso, pérfido, fementido y proditor, por no hacerlo presidente de la Cámara de Diputados, luego de haberse comprometido a ello dos veces.

Tal como están las cosas, la presidencia cameral era la única puerta que tenía Madero para regresar a los primeros planos de la política nacional y una eventual nominación a la candidatura presidencial de la derecha. Pero resulta que el único que le podía abrir esa puerta es precisamente el presidente panista, Ricardo Anaya quien, para infortunio de Madero, está justamente enfocado como una lupa que parece lente de observatorio astronómico en obtener esa misma candidatura albiazul para su menda.

Así las cosas, que Anaya admita un golpeador más en el pleito que trae casado con Margarita Zavala, está más cabrón que bonito.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx