imagotipo

La ansiedad de exponer ante un público

  • Salud: Dr. Jonatan Escobar

Controlar el temor y la ansiedad que rodean determinadas circunstancias como el exponer en público es bastante complicado, sin duda hay personas con adecuado autocontrol y autoconfianza a las que no se les complica exponerse a dicho escenario, sin embargo y por lo general a la mayoría se nos dificulta en cierta medida el hecho de hablar en público o iniciar la conversación con alguien desconocido con la finalidad de socializar o hacer amigos, pero el poseer un adecuado dominio del lenguaje con habilidades verbales adecuadas o sofisticadas puede por ejemplo hacer el dirigirse a una audiencia una experiencia bastante agradable y placentera.

Existen grandes conferencistas que brindan algunos consejos en la redes sociales acerca de cómo dirigir una exposición, y en efecto algunas de las técnicas que brindan son bastante útiles pero lo anterior no remplaza a la práctica y experiencia que se obtiene mediante practicar continuamente el exponerse delante de un público para desarrollar algún tema, lo anterior sucede bastante frecuente pues los modelos educativos actuales emplean el enfoque denominado auto-constructivismo, por medio del cual se plantea el esquema en el cual el profesor funge más como moderador y guía durante la clase, la cual consiste fundamentalmente en que los alumnos desarrollen los temas, dicho modelo se suele aplicar desde la etapa prescolar de la educación, no considero que sea un enfoque erróneo, sin embargo y en mi experiencia personal, nada remplaza el conocimiento de un maestro experimentado que tiene habilidad para transmitir aquello que sabe.

Yo me forme como médico en el Instituto Politécnico Nacional y he de comentar que si bien el auto-constructivismo está plenamente difundido y avalado en dicha institución aún existían profesores que optaban por dar la clase ellos mismos como se hacía años atrás, y no existe sensación y experiencia de aprendizaje tal como el hecho de que un maestro habilidoso hable de su materia con dominio y sapiencia, aquel que logra dominar el arte de transmitir el conocimiento realmente posee un talento poco frecuente y sumamente valioso, aquel que sabe dirigirse a un público al punto tal de captar su atención y transmitir de forma clara sus ideas cuenta con un valioso recurso que no solo es inherente al ámbito educativo, si no que de eso precisamente es de lo que se alimentan fuertes fenómenos sociales como la política, la religión las masas entre otras cosas, de tal suerte que lo que parece ser una pesadilla como el hablar de algo frente a una multitud de personas en ocasiones desconocidas puede realmente ser una oportunidad y experiencia invaluable que a su vez puede abrir puerta a una infinidad de posibilidades nuevas.

 MIEDO Y ansiedad genera el exponerse ante un público.

MIEDO Y ansiedad genera el exponerse ante un público.

El que es buen orador invariablemente es solicitado para circunstancias como dar su punto de vista con lo que respecta a algún tema o dar a conocer información nueva o relevante, por otro lado, el que es buen orador de antemano evidencia que cuenta con una inteligencia por encima del promedio general.

Existen personas cuyo miedo a exponerse situaciones como el hablar en público en tal que se puede considerar una fobia específica, como lo es la fobia social, en tales casos la personas aunado al miedo intenso experimentan una serie de reacciones corporales como temblor, sudoración, taquicardia, mareo y sensaciones en la piel, dicho cuadro es muy semejante al que se experimenta durante el pánico, entonces también podríamos hablar de un pánico escénico, ante tal circunstancia se requiere de un abordaje médico en el cual incluso es necesario emplear ciertos medicamentos como el propanolol, el cual es un antihipertensivo que en cierta medida bloquea la reacción adrenérgica que a groso modo se ha explicado en líneas previas, sin embargo la fobia previa es poco frecuente, por lo general el miedo que experimentamos al exponernos a un auditorio de personas nos logra permitir hacerlo, no obstante dicha ansiedad nos hace atravesar un momento desagradable, cuando en realidad debería de tratarse como ya se ha comentado de una experiencia agradable que no abra las puertas a más alternativas académicas y sociales.

Mientras no se trate de una entidad clínica reconocida como lo es la fobia social, se puede lidiar con el miedo y ansiedad que general el exponerse ante un público, realmente es sencillo simplemente se debe de afrontar dicha situación que relativa frecuencia, dominar el tema del cual se va a hablar y no esta demás consultar los miles de consejos que existen en el internet al respecto.

Para mayor información me puede contactar al correo bioplutarco01@hotmail.com o al Facebook Jonatan Escobar.