imagotipo

La Creme de la Creme

  • Eva Makívar

  • Eva Makivar
  • ¿Y la inclusión, apá?

No nomás en Río de Janeiro hay Olimpiadas. También en Florencia, Italia, del 15 al 22 de julio se realizaron los Trisome Games, donde se reunieron más de un millar de deportistas de todo el mundo en diferentes disciplinas, todos ellos con síndrome de Down.

La cita olímpica fue en los deportes de atletismo, natación, judo, tenis de mesa, gimnasia y futbol de salón.

Sara Marín es una española que ganó cinco medallas en estas “Olimpiadas para personas con Síndrome de Down”. La gimnasta consiguió cinco oros en cinta, mazas, aro, pelota y categoría general) y ha sido elegida como la mejor deportista de estos Juegos Olímpicos.

De 20 años y natural de Elche (Alicante), Sara compite desde los 11 años y ha ganado el campeonato de España en su categoría en nueve ocasiones, siendo así una de las deportistas más laureadas del país.

Uhhhh, bien por estos deportistas, mal porque no se les hizo alharaca. ¡Y estamos en el siglo XXI!, si su mérito es tan loable como el del mismísimo Phelps, ¿o no? ¡Que tire la primera piedra el que esté libre de un cruce de cromosomas..!
CASTILLO DE NAIPES

Mal y de malas anda el titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Alfredo Castillo Cervantes.

Más bien, mal nos ha quedado por los malos resultados que ha cosechado la delegación mexicana en los Juegos Olímpicos “el Virrey”, como le dicen desde chiquito, o el “chico de Ipanema”, por lo de Río 2016

¡Y más por esta declaración!:

“Las medallas no son el parámetro para medir el éxito de una delegación en los Juegos Olímpicos de Río 2016”, asegura Alfredo Castillo, máximo responsable del deporte mexicano.

“Si de aquí a que terminen los Juegos ganamos ocho medallas, sigo pensando que eso no salva (a la delegación) y no te da un referente de que lo que estamos haciendo está bien”, afirmó…

¡Arghhh!, se alarman, ¿entonces tampoco las estrellitas (doradas y plateadas) que se sacan los niños en el kínder miden el éxito?

Si hasta parece que él nomás fue a lucirse con su novia, la exreina de belleza, Jacqueline Tostado, que en realidad se fue de “luna de miel”, dijeron las redes sociales…

¡Chale!, se exasperan, que ni le haga al “consternado”… Si hubiera olimpiadas de deportes extremos delictivos, nos llevaríamos el oro en los siguientes deportes:

“Tiro con cuerno de chivo”, “levantamiento de gente”, “lanzamiento de granada”, “robo sincronizado” y “clavados en el presupuesto”…, entonces sí, ¡campeones indiscutibles!
MAL PENSADOS

La nueva de Donald Trump.

El candidato republicano acusó al presidente Barack Obama de fundar el Estado Islámico.

Y bueno, el Hezbolá o “Partido de Dios” (organización islamista libanesa que cuenta con un brazo político y otro paramilitar), afirmó este sábado que Trump tiene razón sobre Obama: Estados Unidos ha fomentado el radicalismo islámico a propósito para desestabilizar al Medio Oriente.

¡Uchala!, está como los que pensaban y piensan que en lo de Pearl Harbor y las Torres Gemelas hubo mano que meció la cuna desde la Casa Blanca…
¡APRENDAN!

La ministra sueca de Educación Superior, Aida Hadzialic, renunció este sábado después de que la Policía la identificara manejando ebria tras beber dos copas de vino.

Hadzialic dio alto el nivel de alcohol en sangre: 0.02, que es ilegal en Suecia, por lo que puede enfrentar una pena de hasta seis meses de prisión.

Hadzialic, de 29 años, informó al primer ministro, Stefan Lofven, sobre “el mayor error de mi vida” y decidió renunciar al cargo, explicó.

Nacida en Bosnia-Herzegovina, se convirtió en la primera ministra musulmana de Suecia cuando se unió al Gobierno de Lofven en 2014. Llegó a Suecia a los cinco años.

Ash, ¡pero en qué poquita agua se ahoga!, aquí en México es de 0.40 mg/l…

¿Algún día veremos el actuar de algún funcionario mexicano de esa forma? ¡Si aquí hasta los mandan a España de premio!
ENVIDIA DE LA BUENA, DE LA MALA, ¡DE TODAS!

¡Esta columna felicita desde aquí al “Tiburón de Baltimore” por su palmarés olímpico!

El mejor nadador en la historia dice que “está listo” para retirarse, con 23 medallas de oro -nomás-.

¡Ahhh, qué bien! Nosotros nos conformaríamos con contar con el “Charal de Chucándiro”, y sacar aunque sea una medalla de bronce, y no tener la medalla en excusas y corrupción…, pero, ya ven que las medallas no miden el éxito…