imagotipo

La créme de la créme

  • Eva Makívar

Con las protestas, vandalismo y rapiña que se han dado en diferentes partes, pero principalmente en el Estado de México, nos preguntamos:

¿Quién o quiénes se benefician sembrando el pánico so pretexto del gasolinazo?, Porque una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, ¡si ya solo falta que surja una guerrilla en Atlacomulco!
ADEMÁS DE GRINCH, AGUAFIESTAS

Mal se vio Giacomo Loprieno, director del concierto “Disney in concert: Frozen”.

En el auditorio Parco della Música de Roma dijo a su público, que en su mayoría eran niños: “ Papá Noel (Santaclós) no existe”.

Según los medios, los “bambini” se pusieron a llorar después de escucharlo. Los indignados padres protestaron en Facebook y los organizadores del evento relevaron al director musical de sus tareas.

Algunos incluso amenazaron con demandar al director. La empresa organizadora, Dimensione Eventi, lamentó lo ocurrido y aseguró que se trataba de una opinión personal. Luego, organizadores y el auditorio publicaron en face una foto del nuevo director con Santa.

“Para despejar cualquier duda, Papá Noel ya se reunió con el nuevo director de la orquesta”, afirmó la sala de conciertos.

Tsss, ¡qué ocurrencia de decir esa barbaridad ante tanto bambino!

Es como si Cri-Cri negara la existencia de los que esta noche llegaron a dejar juguetes a nuestro zapatito. ¡No, Grinch mala onda, “questo” ¡no se hace!
RONAL MCDONALD ECLESIAL

Y hablando de tierras italianas, pese a las protestas abrió un McDonald’s cerca del Vaticano.

Ángelo Tosti, propietario de la trattoria (fonda) “Marcella”, situada del otro lado de la calle, dijo con ironía: “estoy maravillado de que el Papa se exprese contra las multinacionales y hayan alquilado luego un local del Vaticano!”.

Este McDonald’s abrió el viernes en medio de la mayor discreción.

Tiene una apariencia sobria, aunque está igual de lleno que en otras partes “non sanctas”, en su mayoría lleno de gente joven.

McDonald’s ocupa un pequeño ángulo entre un grupo de casas de cardenales y embajadas ante la Santa Sede.

“Cuando uno viene a Italia debería comer cocina italiana y cuando viene a Roma cocina romana”, argumentan dueños de ‘trattorias’ cercanas.

Uf, reflexionan, pues lo que sí la “cajita feliz” vaticana va a sufrir modificaciones: ¡va a ir sin papas!, no sea que el papa Francisco se sienta aludido…
HOLA Y ADIÓS

Y finalmente, regresó Luis Videgaray al quiquegabinete, ahora como canciller.

No cabe duda que para regresar hay que irse.

¡Y regresar con ese aplomo de hombre que dice “no saber nada de diplomacia” a ocupar la SRE, no tiene precio!

A quien felicitamos es a la ex canciller Claudia Ruiz Massieu, pues ahora va a poder usar su apellido materno, (es decir: Claudia Ruiz Massieu Salinas).

Además, va a poder dedicarse a lo que hizo tan bien: ser guía de turistas de los “dreamers”…
DIGO UNA COSA Y HAGO OTRA

Y hablando de los “soñadores”, el presidente de EU, Barack Obama, pidió personalmente a su sucesor, el republicano Donald Trump, que proteja a los jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños.

“Son buenos chicos que no han hecho nada malo”, cuenta un legislador demócrata que asistió a la reunión que dio Obama.

Pues entre los 2.8 millones de indocumentados que deportó Obama, había muchos dreamers y futuros dreamers ¿eh?, así que mejor no se adorne…
NO ES EL FIN DEL MUNDO

El presidente electo del país más poderoso del mundo, Donald Trump, anunció que durante sus primeros 200 días de Gobierno podría renegociar o cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Ante ello, Azteca Opinión presentó un reportaje especial del periodista Gabriel Bauducco que generó importantes declaraciones.

En este reportaje también reflexionaron los negociadores, Luis de la Calle y Jaime Zabludovsky.

Así pudimos enteramos de que no hay ninguna otra frontera tan transitada como la de México y EU, en la que cruzan diariamente 370 mil camiones.

El comercio entre México y Estados Unidos creció 506 por ciento entre 1993 y 2012. El mercado más grande para Estados Unidos es Canadá, le compra el 18 por ciento de lo que el país vecino del norte vende, México es el segundo, con el 16 por ciento.

Así que mister Trump, ¿no sabe que donde hay bueno hay mejor? Y, si México logra mejores acuerdos comerciales con Asia, Europa y Mercosur, tendría acceso, nada menos, que el 72.6 por ciento del comercio exterior del planeta, ¡un total de nueve mil 422 billones de dólares cada año!

¡Así que a ponernos las pilas y no andar como la zarzamora: llorando por los rincones..!