imagotipo

La cuadratura del círculo

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

¡Bien Chicles!

“Si la experiencia de alguien es con un teatro de mala calidad, nunca va a regresar”

Michelle Hallatt

Hay veces que uno no logra quitarse una canción de la cabeza en todo el día, al grado de tararearla o silbarla en todo momento, cosa normal creo yo ¿no?.. Bueno, pues eso a mí me pasa pero por temporadas. Ahora no logro zafarme de “Los días raros” de Vetusta Morla. La razón puede ser que aterrizo los temas con lo que estoy viviendo en ese momento, es decir, lo vinculo con lo que me está pasando como si fuera el soundtrack de esa parte de la película de mi vida. O quizás la razón es que estoy completamente loco.

Ahora estoy de vuelta en tierra azteca, y que mejor recibimiento que materializar agenda y mantenerse ocupado para atacar de frente al jet lag, que a ratos parece ganarme la batalla. Pero deben saber que yo emprendí mi defensa desde mi primer día en el país. Pues aunque mi reloj natural estaba 12 horas adelantado, a las 8 de la mañana (hora local) yo ya estaba trabajando y a las 8 de la noche ya hacía una entrevista. ¿Cómo lo hice? Aún no lo sé. En la redacción, todos notaron que yo era un zombie y mi entrevistada quizás también lo notó, pero no dijo nada.

Quedamos en la Cibeles, cosa que ayudó mucho, pues el escenario me encanta. Ya he dicho más de una vez que prefiero la réplica de la Roma, a la original del Paseo del Prado, pues la nuestra tiene cercanía y permite incluso que podamos tocarla, a diferencia de la madrileña que está incrustada en una rotonda custodiada todo el tiempo por autos, que van al menos a 60 kilómetros por hora.

Llegué al punto de encuentro, iba un poco despistado pues no conocía el lugar exacto (y además era un zombie). Para mi suerte Michelle no llevaba mucho esperando y me saludó con esa chispa, que para mí es muy peculiar, pues cabe mencionar que ya la conozco de hace un tiempo. Ella es quien lleva el Cinebar, del cual ya le hablado y me gusta mucho, y también es quien me contacto con Andrea “Ruchi” Avilés y Tim Collins, creadores del movimiento Swing México. Y por si fuera poco, me he enterado que también escribe… O sea, Michelle es un estuche de monerías, es por ello que le quiero mostrar más de ella.

En un México tan lastimado por acontecimientos sociales, en materia de seguridad, y corruptelas descaradas de ladrones de quinta, perpetradas por quienes detentan el poder, hay personas que le apuestan con todo a la cultura y creen en su gran importancia para el desarrollo del ser humano… Justo ahí está Michelle Hallatt.

“Creo que hay que pensar en nuevas estrategias para generar audiencias. Dejar de pedirle al estado y ser más ingeniosos para pensar en otras formas de atraer públicos, lectores o espectadores”. Así lo mencionó mi entrevistada, mientras sostenía una copa de vino.

“Ahora me concentro más en proyectos independientes. A veces tienen subsidios, a veces no. Y a veces es dinero que sale del propio proyecto”.

MICHELLE HALLATT.

MICHELLE HALLATT.

Michelle estudió diseño integral, que combina al gráfico, el industrial y el textil. Después comenzó su vida laboral en la agencia de publicidad social Vago Despierta, que se dedica a hacer publicidad, pero no enfocada a vender productos sino a promover causas sociales. Participó en el proyecto de los 10 mandamientos de Vicky Form, y en otros proyectos con la ONU y Amnistía.

De ahí toma la dirección de difusión del foro Shakespeare, y aunque no sabía nada de gestión, no sabía de teatro, ni conocía actores aceptó el reto. Y valió la pena, pues aquella experiencia le dio herramientas para formar, junto con una socia, su propia agencia de marketing cultural: Bien Chicles. El nombre es muy ingenioso ¿no? Y mi pregunta subsecuente fue natural… ¿Por qué “Bien Chicles”?

“Teníamos que hacer una propuesta de un día para el otro, como agencia, y justo el foro Shakespeare maneja una línea de impacto social, ahí está el teatro penitenciario que es con internos de Santa Marta Acatitla, y está el que hace con tutelares, con menores infractores. Hemos convivido con mucha gente que salió y su proceso de reinserción social fue a través del teatro… Un chico, justo cuando estábamos pensando en la propuesta, llegó y nos dijo: ‘Hola chicas ¿cómo están? Están bien chicles’ y se fue. Y en ese momento le digo a Fer: ‘Fer, Bien Chicles’”.

Con la agencia lleva dos años, gran mérito para quien decide emprender, pues no es cosa fácil; incluso ella reconoce que el primer año fue el más difícil.

“Empiezas con poquitos clientes, y de pronto tu nivel de vida no tiene un flujo económico sostenible y empiezan los padres a decirte: ‘¿Estás segura que quieres emprender?, ¿vas a olvidar las prestaciones, el seguro y tu afore?’. Fue una lucha, primero interna, de decir: ‘Sí puedo. Tengo el valor de hacerlo’. Me ofrecían trabajos y a Fernanda también, pero yo decía: ‘No, esto va a dar’, porque yo veía una deficiencia en el sector cultural de gente profesionalizada a nivel estrategia de comunicación. O sea, hay muchos, pero profesionales pocos, y mucho más en un campo tan nuevo como son las redes sociales”.

soc-cuadratura001

Ser fundadora del Cinebar y llevar a cabo todo el aparato de difusión, como cuenta de “Bien Chicles”, tuvo para Michelle un claro objetivo: Crear un caso de éxito.

“Ahí fue donde yo construí mi primer cliente fuerte, que me permitió incluso conectarme con nuevos clientes y afortunadamente todo ha surgido hasta ahora por recomendación. No hemos tenido que tocar ni una puerta.”

Las expresiones y manifestaciones culturales en la Ciudad de México son múltiples, por ejemplo, la cantidad de museos es tan vasta que se ha llegado a comparar con la cantidad de museos que hay en Londres, Reino Unido. Yo atribuía que la gran diferencia entre una y otra era la falta de difusión en la CDMX (razón incluso de la existencia de esta columna), así como la carencia de un fuerte vínculo entre la sociedad y la cultura, pero al parecer existen otros factores que no yo no había tomado en cuenta.

“La cartelera teatral es una de las más grandes del mundo, la de México; pero a nivel calidad es súperdesigual. Y si de pronto la experiencia de alguien es con un teatro de mala calidad nunca va a regresar”. Así lo dijo Michelle, que sí que tiene experiencia en aquel terreno.

Desde nuestras trincheras, habemos quienes intentamos aportar un granito de arena para hacer que la gente se motive a visitar el teatro, una galería de arte o un restaurante donde se ha montado una exposición, pero es verdad que todo lo logrado se puede venir abajo si el espectador se desilusiona con cosas tan básicas como la falta de estacionamiento en el lugar o un baño sucio. Y si nos vamos más allá, la mala calidad de los detalles en escena, la mala actuación o los contenidos absurdos pueden ocasionar una decepción total. Alguna vez alguien me dijo: “No existen segundas oportunidades para una primera impresión”.

“Bien Chicles” además iniciará un foro de expresión de quienes conforman la agencia ¿cómo? Con un blog en su página (ya casi lista). Ahí se hablará sobre audiencias, perspectivas de usuarios, etc. Pero además, Michelle promete crear un blog personal próximamente. No se la primera vez que escribirá, pues ya lo hacía en un proyecto en línea donde tenía una columna, la cual consideraba un ejercicio de creatividad continuo.

“Sí me da un poco de pánico hacerlo por mí misma, pero sí lo tengo en la cabeza lo de sacar un blog. Creo que es importante para uno, como tener un momento de reflexión personal”.

Y atendiendo al momento de reflexión personal del que ella habla, ahora que lo pienso no se cómo logré volver aquel día a casa. Es como haber utilizado la energía de reserva que nuestro cuerpo, sin avisar, almacena para esos casos de emergencia. Debo confesar que he cumplido una semana en la ciudad y aún batallo con el día, la noche y mis horas de sueño.

-Para recordar

Hoy es 10 de mayo… ¡Felicidades Pilar! Y felicidades a todas las mamás que estén leyendo esta columna y a las mamás de quienes lo estén haciendo también.

“El Chapo” no está, el “Chapo” se fue… pero no se espante, solo dejó el Altiplano para irse a Juárez… o eso es lo que nos dicen, a ver si al rato no hay chanchullo. Bueno, pero si somos bienpensados, aquel ya está más cerca de Estados Unidos y de Donald Trump.

Viva la vida y sea feliz.

Correo: kikeniS@yahoo.fr

Twitter: @EnriqueParGen