imagotipo

La cuadratura del círculo

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

– Cueva “Flauta de Caña”

– Mezcla de escenario antiguo y natural… con tecnología

Buenos recuerdos me traje de la tierra del gran dragón asiático, y uno de ellos es la visita a la ciudad de Guilin, la cual es una localidad ubicada al sur del país y muy distinta a todas las que conocí. No está sobrepoblada, tiene mucha vegetación, escenarios naturales espectaculares y llueve casi todo el tiempo. Creo que podría vivir ahí.

Justo en Guilin me enteré que 2016 es el año del mono en el horóscopo chino, y, por ello, había por todos lados objetos que le hacían referencia. Además, ahí supe que yo nací en el año del mono también, por lo que fue casi obligado que me trajera un recuerdo: el mono rojo.

MONO ROJO.

MONO ROJO.

Al hacer el check in en el hotel, vi un piano de cola en medio del restaurante, al que fui atraído como un imán. Descubrí el teclado y me puse a tocar ¿Qué es lo peor que podía pasar, que me dijeran: “perdone, no se puede tocar”. Pues no ocurrió, y mire que el escenario, un poco deprimente, inspiraba a tocar algunas notas.

Me voy un poco hacia atrás, al momento en que llegamos a la ciudad. Las nubes colapsaban el calor y la luz alegre, pues es verdad que el color gris le resta mucha vida al panorama, por muy hermoso que sea. El aeropuerto, hasta donde recuerdo, no era internacional, pues la ciudad no es nada grande. Incluso nos contaron que no era muy visitada por los extranjeros.

Se supone que llegando ahí tendríamos la tarde libre para descansar o hacer lo que quisiéramos, pero al final, a nuestra guía se le ocurrió llevarnos a la cueva “Flauta de Caña” y mire que la decisión fue de lo más acertada, pues no la hubiéramos podido visitar en otro momento, pues las actividades programadas saturaban tanto nuestro tiempo, que cualquier intención fuera del protocolo entraba con calzador.

CUEVA “FLAUTA de Caña”

CUEVA “FLAUTA de Caña”

Le cuento de la cueva “Flauta de Caña”. Se trata de una gruta de 240 metros de largo aproximadamente, y es uno de los atractivos turísticos más importantes de la ciudad. La cueva tiene alrededor de 180 millones de años, pero solo mil 200 de haber sido descubierta y explotada para los visitantes… que dicho sea de paso son chinos en su gran mayoría.

Dentro de la cueva, hay más de 70 inscripciones escritas en tinta, que se remontan hasta el año 792, durante la dinastía Tang, que revelan que el lugar ha sido una atracción en Guilin desde la antigüedad. La cueva debe su nombre a las cañas verdes crecidas fuera de ella, con las que la gente hace flautas. Caminar en las grutas es una sensación especial, pues su estructura erosionada por el agua, esconde un escenario espectacular de pilares de estalactitas, estalagmitas y cortinas rocosas, creadas por la deposición de carbonato.

Ahora, eso no es todo, sino que la cueva ha sido iluminada con luces de colores, lo que magnifica su atractivo. Pareciera un lugar creado por Tim Burton. Algunos de los pilares deben sus nombres a las formas de árboles, colinas y animales, y para apreciarlos, es necesario utilizar la imaginación.

El espectáculo fantástico se encuentra en muchas variaciones, pues además de la iluminación, los habitantes de la localidad se han preocupado por instalar proyectores y crear magia, con la combinación de las luces y las proyecciones, dando así al turista, una experiencia muy singular al mezclar el escenario antiguo y natural, con la tecnología.

Si en algún momento decide viajar al otro lado del mundo, no deje pasar la oportunidad de conocer Guilin y la gruta “Flauta de Caña”.

Para recordar

Contingencia Ambiental en domingo… No circulamos los rojos, pero sí hubo ciclismo dominical, sí hubo marcha de maestros y ¿por qué no? el clásico América-Chivas ni se trastocó…

Viva la vida y sea feliz

Correo: kikenis@yahoo.fr

Twitter: @EnriqueParGen