imagotipo

La cuadratura del círculo

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

Guerreros de terracota

No cabe duda que mi viaje inesperado a China me ha dado temas de qué hablar. Y es que la verdad es que no quiero dejar de compartir aquello que llamó mucho mi atención, o por lo menos contárselo ahora que lo retengo con la máxima frescura que lo puedo hacer. Por ello creo que merece mucho la pena hablar de un ejército muy particular que conocí en la ciudad de Xian, la ciudad más antigua del país asiático, la cual tiene más de tres mil 100 años.

Se trata de los guerreros de terracota, que cuentan con más de dos mil años de antigüedad. Son ocho mil figuras de barro que han protegido la tumba secreta de Qin Shi Huang Di, el primer emperador de China. Ellos se encuentran en el monumental mausoleo de Xian, que hasta comienzos de 1974 nadie sabía de su existencia. Fue a causa de una fuerte sequía que sufría la región, que un campesino en busca de agua, encontró al primer guerrero enterrado, cuando cavaba un pozo a profundidades inusuales.

Cuando el campesino se dio cuenta que se trataba de una figura antigua, informó a las autoridades y la localidad se llenó de arqueólogos e historiadores. Hasta la fecha se han hallado tres fosas, que desde 1987 están consideradas como patrimonio de la humanidad por la Unesco.

soc-cuadratura-terracota

los guerreros de terracota, que cuentan con más de dos mil años de antigüedad.

El cuerpo de cada figura tiene piernas macizas y torso hueco, pero la cabeza y las manos fueron cocidas por separado y después se unieron al cuerpo mediante delgadas tiras de barro. Los toques finales se hicieron con un barro más fino, y los soldados fueron pintados con pantalones azul marino, zapatos negros con agujetas rojas, y túnicas verdes con botones dorados y cordones púrpura.

Y aunque los detalles de las figuras son asombrosos, lo más impresionante es que el rostro de cada guerrero es diferente a los demás, pues no salen del mismo molde. Cada rostro fue moldeado con la máscara mortuoria de los soldados caídos en la batalla. Por ello, cada estatua tiene su propia personalidad.

Al enterrar estas estatuas se creía que Qin Shi Huang Di seguiría teniendo tropas bajo su mando. Quiero decirle que el emperador custodiado ascendió al trono en 247 antes de Cristo, a los 13 años, y 26 años después ya había conquistado toda China. Como dato adicional cabe mencionar que durante las excavaciones en la tercera fosa, se descubrió que ésta fue saqueada. Pues los soldados de terracota habían sido desprovistos de sus armas, y muchos destruidos.

Ahora, una cosa es que vea un documental de los guerreros de terracota o que se lo cuenten con un lenguaje muy solemne a manera de dejarlo casi dormido, y otra muy distinta es lo que intento hacer en esta columna: transmitirle lo impresionante que es tener casi en frente a las figuras de cerca de dos metros, y lo increíbles que son los detalles intactos de cada figura, que cuentan con dos milenios.

Más que recomendarle en esta ocasión que visite China y Xian si es que tiene la oportunidad, lo que le aconsejo es que disfrute el viaje que tenga en puerta, esté o no planeado, y que le saque todo el provecho posible. Yo creo que lo he hecho incluso hasta ahora, pues me deja muy satisfecho transmitirle mucho de lo que vi a través de esta columna.

Viva la vida y sea feliz.

Correo: kikenis@yahoo.fr

Twitter: @EnriqueParGen