imagotipo

La cuadratura del circulo

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

  • ¿Rumbo a una Navidad sin nieve?
  • El cambio permea en todas las culturas

Hoy es Nochebuena y mañana es Navidad. Y aunque la Ciudad de México no se distinga por la nieve, ni las temperaturas frías en extremo en esta época, es verdad que diciembre ha cambiado mucho a como yo lo recuerdo cuando era niño. Ahora escucho que se derriten toboganes de hielo y que las pistas de patinaje no resisten las cálidas temperaturas. Poco nos falta para ver a un Santa Claus en bermudas y lentes de sol, porque su emblemático traje rojo comienza a ser un absurdo. Aquí es cuando los famosos dos grados de calentamiento de la tierra, que se pretenden evitar desde la firma del protocolo de Kioto, hacen eco y comienzan a tomarse cada vez más en serio. Las energías renovables, que son las que se obtienen de fuentes naturales y son capaces de regenerarse, deberían ya de tener un papel más protagónico en nuestro entorno. Pero no es así, y de no tomar conciencia y trabajar a un ritmo acelerado para lograr un cambio de fuentes energéticas, estaremos condenados a conocer las nuevas navidades sin nieve.

En esta época hablamos de compras, hablamos de abrigos y de cenas típicas de cada cultura sobre el planeta. La Navidad en el mundo occidental cierra filas y nos identifica a gran parte de todo el mundo. Pero el problema que pongo sobre la mesa, como antesala del pavo, espagueti, romeritos y la sidra, es algo que nos identifica y nos pone en riesgo a todos los seres vivos sobre la faz de la tierra.

Una solución al cambio climático es el cambio de fuentes energéticas. No es tan sencillo, pues implica que cambiemos nuestro entendimiento y desenvolvimiento en el planeta. Pero a todo esto ¿Cuáles son las energías renovables y por qué debemos preponderarlas? Las energías renovables con más auge hoy en día son la energía eólica, geotérmica, hidroeléctrica, solar y la biomasa. Las renovables son vistas como una alternativa para sustituir a las energías convencionales que son derivados de los combustibles fósiles. Que dicho sea de paso presentan dos problemas latentes y verdaderamente alarmantes: su gran contribución al deterioro ambiental y su decreciente rentabilidad económica.

Por ello, pareciera que las energías renovables nacen ante la necesidad de crear su sistema diferente al cual podamos migrar antes de que sea demasiado tarde… pero la verdad es otra. Las energías renovables constituyen una parte muy importante de la energía utilizada por la humanidad desde tiempos remotos, especialmente la solar, la eólica y la hidráulica… prueba de ello es la navegación a vela, los molinos de viento o de agua y la arquitectura de edificios delineada para aprovechar la luz del sol.

La máquina de vapor del escocés James Watt en 1774, que funcionaba por la combustión de carbón y madera, marcó un referente para la nueva era… la revolución industrial… y así se fueron abandonando las formas de aprovechamiento de las fuentes naturales, por considerarse inestables, y se dio paso a una época en la que no se preveía un agotamiento de recursos energéticos, ni los problemas ambientales.

Cabe mencionar, que el objetivo que se busca con el desarrollo las energías renovables hoy en día, es generar electricidad a gran escala… pero tampoco se trata de una fuente nueva, pues en la década de 1970 las energías renovables ya se consideraban una alternativa a las tradicionales, tanto por su disponibilidad presente y futura garantizada, como por su menor impacto ambiental.

Hoy, el 19.2 por ciento de la demanda energética mundial es producida por las energías renovables. Es decir, seguimos siendo dependientes de los combustibles fósiles. Pues el 78.3 por ciento de la demanda mundial es solventada por estos recursos, mientas que el 2.5 por la energía nuclear.

No pretendo amargarle las fiestas, pero si ponerlo a pensar. Pues es tarea de todos no solo ser conscientes, sino partícipes del cambio de nuestra cultura para ayudar a nuestro planeta y a nosotros mismos. Le deseo una cena increíble y una muy feliz Navidad.
Viva la vida y sea feliz.

Correo: kikenis@yahoo.fr

Twitter: @EnriquePardoGenis