imagotipo

La figura del Mando Único en la seguridad pública / Daniel Ávila Ruiz

  • Daniel Ávila Ruíz

La seguridad pública en México, actualmente, es una función a cargo de los tres ámbitos de Gobierno: Federal, estatal y municipal, conforme con lo establecido en el artículo 21 constitucional. Sin embargo, durante los años 2010 y 2014, los jefes del Ejecutivo en turno enviaron a la Cámara de Senadores propuestas de iniciativas de reformas constitucionales en materia de seguridad pública. En ambos documentos se aborda la figura del Mando Único.

De acuerdo con un documento publicado por investigadores del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, los mandos únicos policiales consisten en la unificación de todas las corporaciones policiales bajo una sola autoridad, esta última podría ser el secretario de Seguridad Pública Federal, tratándose de la unificación de policías estatales.

Asimismo, cuando se trata de policías municipales con el propósito de operar, el mando único se puede entender como la homologación en la capacitación, conocimientos, equipamiento, salarios, régimen disciplinario, marco jurídico y requisitos de ingreso, entre otros aspectos.

El documento referido señala que hay diferentes posturas en relación con la implementación del Mando Único. Normalmente quienes se han opuesto a esa figura refieren a la transgresión del sistema formal coordinado de competencias; el debilitamiento del federalismo; la lesión a la autonomía municipal; el riesgo de prácticas antidemocráticas y el debilitamiento de las capacidades de gobiernos locales.

Por su parte, quienes argumentan a favor destacan la posibilidad de mejorar la profesionalización policial, la equidad en el tratamiento laboral y de pensiones para policías, el mejoramiento de condiciones de recursos de investigación e inteligencia y el mejoramiento de la percepción de confianza de ciudadanos en la policía.

En América Latina dos naciones usan el modelo del Mando Único: Chile y Colombia. El primero centraliza la función de la seguridad pública, ya que las fuerzas dependientes del Ministerio de Defensa Nacional se constituyen únicamente por las fuerzas armadas y las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública. Estas últimas están integradas por Carabineros e Investigaciones, quienes son los encargados de garantizar el orden público y la seguridad interior. Por su parte, Colombia cuenta con las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, que integran a la fuerza pública de forma exclusiva, por lo que la función de seguridad pública se concentra en el Gobierno nacional.

En nuestro país, el 6 de octubre de 2010, el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa presentó una iniciativa diferente, aunque en la misma materia.

En esa propuesta del entonces Presidente, la competencia de la función de seguridad pública se mantiene en los tres ámbitos de Gobierno, y se establecen supuestos en los que la policía federal tome el mando de la policía estatal, y ésta última de la policía municipal. Asimismo, se sugiere la acreditación de policías municipales que cumplan con determinados criterios.

Pocos años después, el 1 de diciembre de 2014, el presidente Enrique Peña Nieto presentó ante la Cámara de Senadores la Iniciativa de reforma de diversos artículos de la CPEUM en materia de seguridad.

En su propuesta, el presidente Enrique Peña Nieto propone la existencia de la figura del mando único en cada entidad federativa, y la intervención de la federación en los municipios, cuando existan indicios de que el crimen organizado está infiltrado. Además, se suprime la competencia de seguridad pública en los municipios.

Cabe señalar que ambas iniciativas se encuentran pendientes de dictaminar en comisiones del Senado de la República, por lo que los legisladores estaremos al pendiente de su análisis y discusión, pues más allá de las diferencias en las propuestas, lo que nuestra gente demanda es una política integral de seguridad pública, con procesos y resultados verificables en el corto, mediano y largo plazos.
* Senador por Yucatán. Secretario de las comisiones de Juventud y Deporte, de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico y del Instituto Belisario Domínguez; integrante de las comisiones de Turismo, Reforma Agraria y Bicameral del Canal del Congreso.