imagotipo

La fortaleza de las instituciones y la confianza | Nuvia Mayorga Delgado

  • Nuvia Mayorga

Hemos comenzado el año y lo recibimos con una gran noticia para México y el mundo, Joaquín Guzmán Loera, también conocido como “El Chapo” fue recapturado por un trabajo conjunto de diversas instituciones del Estado mexicano; de ello precisamente es sobre lo que en este espacio quiero comentar: la fortaleza de las instituciones y la confianza nacional.

Con este evento queda claro que las instituciones mexicanas son sólidas y que nadie ni nada está o estará por encima de ellas. Para aquellos con ideas conspiracioncitas es importante invitarlos a considerar hechos y realidades, si es cierto, han existido situaciones complicadas, sin embargo, los hechos del pasado viernes dejan de manifiesto que el objetivo del Estado Mexicano es defender a toda costa el Estado de Derecho y dejar claro que en nuestro país lo más fuerte son las instituciones, que el Gobierno del Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, ha mantenido y fortalecido.

Toda Nación requiere de instituciones, es imposible no tenerlas, pero la solidez de las mismas depende de un factor vital para su fortaleza y este es: La Confianza.

Sigamos una línea lógica: La recaptura de este criminal ha dejado demostrado que las Instituciones mexicanas son sólidas y fuertes, si para que exista una institución sólida y fuerte se requiere la confianza, y los hechos lo demuestran, eso quiere decir que nuestras instituciones gozan de la suficiente confianza para poder realizar operativos del más alto nivel y que son lo suficientemente fuertes para volver a poner en orden todo aquello que en algún momento se haya desviado.

La lógica comentada en el párrafo anterior nos ayuda a concluir que la mayor parte de los mexicanos si tenemos confianza en todas y cada una de las instituciones de nuestro país, pero para aquellos con dudas, este hecho les devuelve la confianza a quienes no la tienen. Es momento de hacer a un lado críticas inertes, teorías negativas sin soporte o enviar estímulos destructivos, los hechos lo  demuestran, el Estado mexicano es sólido y fuerte.

Tengamos más confianza en nuestras instituciones, esta redundará en que México sea más grande. Que cada uno de nosotros, aportemos nuestra confianza en los programas de Gobierno, en quienes los formulan y quienes lo ejecutan, ello nos conllevara aun ante los retos que enfrentamos en este año, a tener resultados que nos permitan seguir construyendo una Nación más próspera y justa.

/arm